Campiña Este

El Ayuntamiento de Baena proyecta la semipeatonalización de la avenida Castro del Río

  • La actuación pretende reducir la intensidad del tráfico, tendrá un coste de 565.000 euros y contempla la construcción de un aparcamiento junto al recinto ferial de la ciudad

Avenida de Castro del Río en el municipio baenense. Avenida de Castro del Río en el municipio baenense.

Avenida de Castro del Río en el municipio baenense. / Sara Núñez

El Ayuntamiento de Baena ha presentado al Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder), un proyecto para la reducción de la movilidad motorizada, el fomento de la movilidad peatonal y aparcamiento disuasorio en la avenida Castro del Río y en la calle Sargento Domingo Argudo, una actuación que está incluida dentro del programa de economía baja en carbono y que se llevará a cabo tras las obras de la Plaza de Andalucía y Plaza de España.

Concretamente, se trata de una iniciativa que va a tener una inversión de casi 565.000 euros y que forma parte del Plan de Movilidad Urbana Sostenible que está llevando a cabo el equipo de gobierno en el municipio, con el fin de fomentar la movilidad peatonal y ciclista y mejorar la red peatonal, ciclista y escolar de la ciudad para producir beneficios colectivos y particulares sobre la salud.

Asimismo, con esta actuación, el Consistorio pretende aumentar la eficiencia energética del sistema de desplazamientos en toda la ciudad y conseguir la reducción de consumos de combustible y emisiones en cada una de sus calles, un objetivo que se alcanzará con la recuperación de espacios públicos para el peatón, reduciendo las circulaciones motorizadas y generando entornos urbanos amables.

El proyecto presentado por el Ayuntamiento tiene principalmente tres zonas de actuación: la avenida Castro del Río, en el tramo comprendido entre la avenida de San Carlos de Chile y la Plaza de España; la parcela del Recinto Ferial, comprendida entre calle Sargento Domingo Argudo y la avenida de San Carlos de Chile por encima de la zona estancial y de juegos infantiles, así como diversos puntos del ensanche y el casco histórico a lo largo del recorrido del bus urbano.

Así, en la avenida Castro del Río, se pretende reducir el doble sentido a sentido único, si bien con carácter provisional se mantendría el doble sentido hasta que se ejecute el enlace de la variante de la N-432 con la avenida Cañete de las Torres y se va a crear un paseo arbolado a lo largo de toda la vía.

Actualmente, la avenida de Castro del Río, antigua travesía de la N-432, presenta un tráfico de cierta densidad y concede al peatón un espacio útil reducido, incluso con falta de continuidad en los encuentros con calles transversales y con pocos pasos de peatones y con algunos desniveles o barreras a la accesibilidad.

Asimismo, dispone de barandillas de protección en varias zonas que en su afán de perseguir aumentar la seguridad del peatón librándole de posibles atropellos, fomenta que el vehículo motorizado se confíe y tenga una velocidad alta. La avenida no cuenta con árboles ni sombras, ni tampoco mobiliario que fomente la movilidad peatonal.

Para poder llevar a cabo este proyecto, se van a tener que realizar diferentes actuaciones, entre las que destaca la construcción de aparcamientos disuasorios en el Recinto Ferial de Baena (avenida San Carlos de Chile), así como el acondicionamiento de accesos y un servicio lanzadera de autobús urbano. De igual forma, va a ser necesaria la instalación de marquesinas de refugio y de servicios de información en la parada.

Este aparcamiento contará con dos accesos dobles con entrada y salida tanto por esta avenida, que será el principal, como por la calle Sargento Domingo Argudo y contará con un total de 71 plazas para automóviles, cinco de ellas de minusválidos, que se completarán con ocho plazas de motocicletas y amplios espacios para posibles aparcabicis en el futuro.

La creación de estos aparcamientos va a permitir además reducir el tráfico de agitación de los recorridos urbanos buscando estacionamiento y por tanto se reducirán las emisiones, al tiempo que va a suponer una mejora de la habitabilidad urbana y va a favorecer la intermodalidad del automóvil con el autobús en los accesos exteriores a la ciudad, evitando la penetración del tráfico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios