Provincia

Agricultura plantea "reasignar" el riego según la capacidad "real" de la cuenca

  • El consejero incide en que "se han concedido derechos superiores" y demanda "hacer un estudio"

  • Se compromete a agilizar las autorizaciones ambientales para balsas

El consejero, entre Esther Ruiz y Francisco Zurera, reunido ayer con los integrantes de la mesa del agua. El consejero, entre Esther Ruiz y Francisco Zurera, reunido ayer con los integrantes de la mesa del agua.

El consejero, entre Esther Ruiz y Francisco Zurera, reunido ayer con los integrantes de la mesa del agua. / juan ayala

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ofreció ayer a los regantes cordobeses el apoyo de la Junta de Andalucía para potenciar el regadío como motor de desarrollo, en el ámbito de sus competencias y "siempre con criterios de máxima eficiencia y sostenibilidad". Entre otras actuaciones, resaltó la necesidad de trabajar para agilizar, en la medida de lo posible, las autorizaciones que dependen del Gobierno autonómico como las autorizaciones ambientales para balsas.

"Comparto vuestras preocupaciones", afirmó Sánchez Haro durante la reunión de la Mesa del Regadío de Córdoba, a la que asistió ayer por la tarde y donde se abordaron varias de las reivindicaciones de este colectivo que, en su mayoría, competen a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG). En el encuentro, señaló también que, a su juicio, "se han concedido derechos de agua superiores a los que realmente tiene capacidad la cuenca", por lo que planteó la necesidad de "hacer un estudio y reasignar como se considere más oportuno" en función de las posibilidades "reales".

Otro "ejemplo del respaldo" de la Consejería puesto en valor por el responsable autonómico son las dos posibles vías de apoyo para las inversiones que realizan los productores, "buscando el máximo ahorro de agua y la eficiencia". Estas declaraciones de Rodrigo Sánchez hacen referencia, por un lado, a las subvenciones a las que pueden acceder los agricultores particulares o sus asociaciones para modernización de explotaciones, cuyo presupuesto se ha triplicado con respecto a la cantidad inicialmente prevista hasta alcanzar los 109 millones de euros. Y, por otro lado, a la línea de ayudas para inversiones que realizan las comunidades de regantes para mejorar regadíos, que cuenta con 66 millones de euros de dotación y cubre proyectos como balsas, conducciones o eficiencia energética.

Sánchez Haro explicó que si se cuenta con sistemas de riego modernos y eficientes en toda la cuenca "podremos liberar recursos para equilibrar el déficit" y, una vez conseguido, usarlos en otras zonas. Asimismo, afirmó que para mejorar la disponibilidad de este recurso natural "tenemos que diversificar y contar con todas las fuentes disponibles", y valoró la importancia de aprovechar los recursos no convencionales como las aguas regeneradas.

"El agua es un bien público y se debe gestionar como tal", recalcó el consejero, quien incidió en que no se debe mercantilizar este recurso cuya gestión debe ser "transparente y con una gobernanza donde prevalezca lo público". En cuanto al papel de los diferentes agentes que intervienen en la gestión del agua, Sánchez Haro apeló al compromiso de los regantes de administrar "un bien escaso y que es propiedad de todos", y recordó que la Junta de Andalucía "ha mostrado en varias ocasiones su interés por participar en las decisiones importantes que se toman en la cuenca del Guadalquivir". Para ello, desde el Gobierno autonómico se considera que debe modificarse la Ley de Aguas para estar presente en los órganos donde se toman las decisiones que afectan al regadío y la gestión del agua, como las comisiones de desembalse, reivindicó.

En su intervención, el consejero hizo hincapié también en la necesidad de contar con un pacto de cuenca y defender los intereses de Córdoba en el Pacto Nacional del Agua para potenciar el regadío de esta provincia. De esta forma se impulsará su tejido productivo agroalimentario, "que destaca por su apuesta por la calidad y la sostenibilidad", subrayó.

La Mesa del Regadío está integrada por la Delegación de Agricultura, Asaja, COAG, UPA y Cooperativas Agroalimentarias. Hace unos días, reivindicó que Córdoba reciba los 228 hectómetros cúbicos de agua que la provincia ha cedido a otras limítrofes, lo que permitiría dotar de riego 150.000 hectáreas de olivar más. El delegado de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Francisco Zurera, señaló que el grupo es consciente del momento de dificultad y de la situación de escasez en que se encuentran los pantanos. Zurera concretó que entre 1987 y 2015 ha habido unas pérdidas de dotaciones de agua en la provincia de, al menos, 228 hectómetros cúbicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios