Campiña Sur

Adelante denuncia ante la Fiscalía que el colegio José María Pemán de Puente Genil incumple la Ley de Memoria

  • Es el "único centro público de Andalucía que lleva el nombre de un cómplice del golpe de Estado", advierte la parlamentaria Ana Naranjo

Comparecencia pública ante el colegio de Puente Genil. Comparecencia pública ante el colegio de Puente Genil.

Comparecencia pública ante el colegio de Puente Genil. / J. M. Cabezas

La parlamentaria de Adelante Andalucía Ana Naranjo ha anunciado que su formación política ha trasladado a la Fiscalía Provincial de Córdoba una denuncia contra la Consejería de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía por el incumplimiento de la Ley de Memoria Histórica y Democrática en lo relativo a la denominación del colegio José María Pemán de Puente Genil, “único centro público de la comunidad autónoma que lleva el nombre de una figura que fue cómplice necesario del golpe de Estado, de la Guerra Civil y de la dictadura franquista”.

En el transcurso de una rueda de prensa ofrecida a las puertas del colegio en compañía de la concejala de IU Virginia Bedmar y de la presidenta de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) de Puente Genil, Cristina Gómez, Ana Naranjo ha indicado que la situación que se vive en la localidad con la denominación de este colegio es insólita, ya que no se justificaría en ningún otro país europeo, “donde hay una cultura y un respeto por los valores democráticos, una cultura antifascista que en este país desgraciadamente, no hemos sido capaces de construir con la fuerza suficiente”.

Naranjo ha hecho un relato por la trayectoria “represora” de Pemán, del que ha dicho que “no queda ninguna duda que exaltaba la dictadura justificando un golpe de estado contra la democracia”. “Es por ello por lo que venimos a denunciar que esté aquí instalado en un centro educativo, hemos preguntado al consejero Imbroda en la comisión de Educación, pero su respuesta no ha sido que la Junta iba a cumplir la ley, por eso, y dado que no ha asumido su responsabilidad con una respuesta satisfactoria y ha optado por mirar para otro lado, es por lo que hemos puesto esta situación en conocimiento de la Justicia, para sea la que tenga que hacer esta función”, ha argumentado la parlamentaria.

Preguntada por el comunicado emitido la semana pasada por Vox, reprochando su actitud a la formación morada, Naranjo ha afirmado que “aquí de lo que se trata es de ser demócratas o de no serlo”. “Si Vox es democrático debería responder igual que el resto de partidos de la derecha democrática europea, cuestionando y criticando la dictadura, pero tendría que responder si va a optar por ello o se va a dedicar a exaltar valores que no tienen que ver ni con las libertades ni con los derechos democráticos que tenemos los españoles y españolas, ni con lo que nos merecemos para construir una sociedad democrática más justa y más libre”, ha apostilaldo.

Por su parte, la concejala de Izquierda Unida Virginia Bedmar ha afirmado que para su formación “no es razonable que el colegio sea el único de Andalucía que mantiene el nombre del ideólogo y ejecutor de la depuración de profesionales docentes”. Y ha anunciado que su grupo municipal presentará en el próximo pleno una moción para hacer cumplir la ley, en la que se insta a la Delegación de Educación y a la Consejería a que inicie los trámites para el cambio de nombre del centro educativo. “Además, también instamos al consejo escolar y al representante del Ayuntamiento en el mismo, a que apoyen el cambio de denominación, y que se comunique al callejero y catastro que esta plaza y calle han sido contaminadas por el nombre del centro cuando realmente no existen como tales”.

La presidenta de la Asociación de Recuperación de Memoria Histórica de Puente Genil ha ido más allá y ha indicado que pese a que la comunidad educativa ha iniciado el debate sobre el cambio de denominación, debería tomar ejemplo de lo ocurrido en el colegio Ramiro de Maeztu, que hace pocas fechas cambió su denominación a Colegio Miragenil, “y no deje que este tema quede en manos de cuatro voceros en redes sociales”.

Cristina Gómez tampoco se ha mordido la lengua al acusar al director del colegio de estar haciendo “proselitismo del propio fascista”. “Nosotros nos comunicamos con el centro hace más de un año y antes de llegar a los tribunales, planteamos hacer esto de la manera más sencilla, por la vía administrativa, que era que el consejo escolar decidiese cambiar el nombre. La respuesta de la dirección fue que no teníamos acceso al consejo escolar, que no podíamos hablar con ellos, y que él haría lo que le dijera la Junta de Andalucía. Hemos presentado escritos varias veces al centro y no ha habido respuesta, e incluso él públicamente, como ya digo, hace proselitismo de Pemán, cuyo nombre acompaña a este centro por ser el ideólogo del régimen”, afirmó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios