París-CGR

CGR estuvo siempre al servicio de sí mismo. Le daba igual, siempre que los dólares fueran buenos, que el receptor del falso pasaporte fuera judío o de Cuenca, donde tuvo casa.

Vacunas

Si a la vez que nos inyectan la vacuna contra el coronavirus nos agregan unas gotitas de cordura y prudencia, sería el no va más.

Felicidades

Ante la sensación actual de que la vida es paradójicamente más insatisfactoria cuanto mejores son las condiciones materiales, la dicha de Cardano es un fin asequible para los hombres.