Rupturas

No vamos a hablar de suegros y suegras, de cuñados y cuñadas, pero todo el mundo sabe que bien podríamos escribir todo un periódico.