En nuestras manos

Lo que no es nada curioso, y sí muy triste, es volver a comprobar qué fácilmente podemos retroceder en todo lo relativo a los derechos de las mujeres.

España neofeudal

Agenda canaria, vasca, por supuesto catalana, gallega, cántabra o turolense. Lo mismo da. Una buena lista de agravios y un idioma haciéndose un hueco a codazos o subvenciones.