500 Internal Server Error


nginx

El renacer de una fábrica andaluza puntera

La Junta debería tener un mayor compromiso con la nueva fábrica de Ybarra, una empresa que lleva 175 años creando riqueza y empleo

Hace apenas un año los andaluces veíamos con preocupación cómo la fábrica de Ybarra, uno de los principales puntales de la industria agroalimentaria de nuestra comunidad autónoma, desaparecía debido a un fuego fortuito que destruyó instalaciones y maquinarias. Por un momento se temió por la continuidad no de la marca en sí, pero sí de una las factorías andaluzas más reconocidas fuera de nuestras fronteras, famosa por sus mayonesas, salsas, aceitunas y aceites -entre otros productos-, un ejemplo de respeto al buen hacer tradicional -fundamental en el sector de la alimentación-, pero siempre pendiente de la innovación tecnológica. Sin embargo, lo que en un principio se vio como una amenaza, pronto se demostró que era una oportunidad, y propietarios y directivos de Ybarra, lejos de tirar la toalla, anunciaron que volverían a levantar una planta en el mismo municipio de Dos Hermanas, conservando íntegramente los 170 empleos. Dicho y hecho. Ayer los periodistas pudieron comprobar sobre el terreno lo avanzado de las obras de la nueva fábrica de Ybarra en el Polígono Aceitunero, y los responsables de la empresa anunciaron que estará ya en pleno rendimiento el próximo año 2018. Lo que se suele hacer en tres años se ha realizado en uno, lo cual habla del interés de Ybarra por volver a estar cuanto antes a pleno rendimiento.

En gran medida, este rápido renacer se ha debido, además de al empeño del equipo gestor de Ybarra -que ha invertido 40 millones de euros-, a la colaboración de dos administraciones: el Ayuntamiento de Dos Hermanas, que ha permutado los terrenos de la antigua fábrica por la nueva parcela de 98.000 metros cuadrados en el Polígono Aceitunero; y el Gobierno central, que ha eximido a la empresa de pagar las cuotas de la Seguridad Social de los 170 trabajadores que tuvieron que acogerse al Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERE) tras el incendio. Sin embargo, se ha echado de menos la colaboración de la Junta de Andalucía, lo cual provocó ayer las quejas del presidente del Grupo Ybarra, Miguel Gallego. Al igual que la Junta de Castilla y León colaboró con la reconstrucción de la fábrica de Campofrío tras otro devastador incendio, consciente de su importancia para la economía de la región, la Administración andaluza debería tener un mayor compromiso con la puesta en marcha de la nueva factoría de Ybarra, empresa que el año que viene cumple 175 años generando empleo y riqueza en nuestra comunidad autónoma.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios