EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Es el momento de confiar en nuestra sanidad

España y Andalucía tienen medios materiales y humanos suficientes para hacer frente a una posible epidemia

Entra dentro de la lógica que se genere en Andalucía cierta alarma social ante las muchas noticias que están trascendiendo sobre la expansión del coronavirus. Al fin y al cabo, en un mundo globalizado como el nuestro las enfermedades infecciosas y las noticias tienen un comportamiento similar, se transmiten rápidamente, no respetan fronteras y generan estados de ánimo parecidos en puntos muy alejados del planeta. En este sentido, España y Andalucía no tienen un comportamiento diferente al del resto del mundo. Por eso, hay que ver como normal la preocupación que cundió ayer entre los ciudadanos tras confirmar la Junta el primer contagio local que se conoce del coronavirus en España, un paciente ingresado en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla. Esto significaría, según los expertos, que el patógeno circula desde hace días sin ser detectado.

Ahora bien, el que consideremos lógica y dentro de lo razonable esta preocupación no significa que nos entreguemos a un ejercicio irresponsable de pánico que, además, es completamente inútil para buscar soluciones a la enfermedad y sus consecuencias. Europa, España y Andalucía tienen recursos humanos y materiales sanitarios de primer nivel para afrontar una posible epidemia de un virus cuya mortalidad, además, no es alta. De hecho, como aseguró ayer la portavoz del Comité Asesor del Coronavirus en Andalucía, Inmaculada Salcedo, que compareció ante los medios junto al director general de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, José María Torres Medina, la detección de este caso ha sido fruto de los nuevos criterios establecidos en la reunión interterritorial mantenida el martes en el Ministerio de Sanidad, donde se indicó la realización de pruebas a pacientes con sintomatología respiratoria grave y en los que se hayan descartado otras posibles causas. Es decir, el sistema funciona, como lo muestra también el que se haya puesto en marcha un programa de formación específico dirigido a los profesionales de los centros sanitarios públicos y privados, o la activación de otro teléfono de 24 horas con un carácter más especializado dirigido a los médicos y enfermeros para reforzar el asesoramiento y orientar ante posibles casos.

Es el momento de confiar en nuestra sanidad, hacer caso a todas las recomendaciones que las autoridades (y sólo ellas) hacen para contener el virus y evitar un alarmismo que no conduce a ningún sitio.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios