EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

El Gobierno debe aclarar los viajes interiores

Al permitir los viajes entre provincias, la Junta debe reforzar los centros de Atención Primaria en los municipios costeros

Hasta este momento, los viajes entre distintas provincias no podrán realizarse hasta el final de la fase 3. Así se recoge en la regulación de esta fase, que está publicada en el BOE y que ha servido para las islas que ya se encuentran en este último tramo de la desescalada. Sin embargo, el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, ha abierto la posibilidad de que ya en la fase 3 -es decir, desde el 8 de junio para gran parte de Andalucía- se podría viajar entre las provincias en mejor situación. Es preciso que el Gobierno central aclare esta situación, ya que estos viajes van a ser la primera avanzadilla de la recuperación del sector turístico. Bares, restaurantes y hoteles, sobre todo en la costa, necesitan esta información. La idea expresada por Ábalos se sustenta en que desde la fase 3 serán las comunidades autónomas las que asuman la delegación del mando único. El Gobierno central se iba a reservar el control de la movilidad, y es eso lo que también podría ser transferido. El turismo necesita que se recuperen estos viajes, que van a permitir, además, la reactivación de las amplias zonas de segunda residencia que hay en la costa. Sin embargo, entendemos que sea cual sea la autoridad competente, esta medida se debe adoptar con garantías. Es cierto que el nivel de contagios de Covid-19 en Andalucía ya es muy bajo, pero la apertura de los tránsitos abre nuevas posibilidades de brotes en lugares distintos a los de residencia. Por eso, la Consejería de Salud debe reforzar, cuanto antes, los centros de Atención Primaria en los municipios costeros. Este aumento de la capacidad en el litoral tiene que ser una condición imprescindible cuando la Junta decida que se viaje entre provincias. No basta contar con buenos datos de contagio, sino con una capacidad de respuesta adecuada a cada nueva infección. Este fin de semana hemos vuelto a ver cómo unos pocos irresponsables pueden causar gran daño al resto de la sociedad. El cambio que José Luis Ábalos ha sugerido se debe a que la evolución de la pandemia está siendo mejor de lo que se esperaba en estas últimas dos semanas. Creemos que la flexibilidad es un factor necesario en el proceso de desescalada, pero la mejor garantía de recuperación para el sector turístico es la seguridad. Si el contagio es bajo y hay plena seguridad de que cada nuevo caso se puede analizar y rastrear, las estancias en Andalucía serán apetecibles. Éste es el nuevo paradigma del turismo, que no sólo buscará destinos atractivos para los distintos tipos de ocio, sino lugares seguros, donde las autoridades sean transparentes y resolutivas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios