El soviet de Manhattan

Eso es Trump. Un amante de la libertad sólo si es suya. Un tipo que divide la humanidad en tipos listos -como él- y perdedores

Huawei, como todos ustedes no saben, significa acto magnífico o, simplificando, logro. Y vaya si lo han logrado: compitiendo. Les decía ayer que los últimos movimientos de la Administración Trump contra el régimen de los ayatolás, tiene más que ver con las crecientes ventas de bienes y servicios de Irán a Iraq, que con otras cosas. El lunes nos despertamos con el notición de que Google, presionada por Trump, dejaba de dar servicio a los usuarios de móviles Huawei. Un despertar en toda regla, porque los aires acondicionados marca Nima están en Bagdad, pero los móviles marca Huawei están en nuestros bolsillos: hay 30 millones de usuarios de Huawei en España -y eso es más que los 26.361.051 votos emitidos el 28A- que se despiertan un lunes sabiendo que estamos en guerra.

Pero no es solo eso: en 2016 el Incibe (Instituto Nacional de Ciberseguridad) y Huawei firmaron un acuerdo de entendimiento para la Ciberseguridad en España; hace un año el liberal IESE entregó por manos de la Reina el premio a la Amistad Internacional al Director General de Huawei en España Toni Jin; el despliegue de la Red 5G en España se esta desarrollando con tecnología Huawei. ¿Son -somos- tontos o traidores todos estos actores? Me niego a pensar que sea así. Pienso que la posición de esta compañía en el mercado es el fruto de millones de decisiones individuales y responsables que eligen libremente a quién adquieren bienes y servicios. Libre mercado, competencia, laissez faire, laissez passer. Y ahí tenemos a The Apprentice, autor del libro Think big and kick ass.

Un niño mimado que se lleva la pelota cuando pierde. Un amante de la libertad sólo si es suya. Un tipo que divide la humanidad en tipos listos -como él- y perdedores. ¿Se imaginan a Jesús Gil gobernando España? Pues eso es Trump, pero en la tierra de los libres, hogar de los valientes. Marrullero como el solo, desde el inicio de su mandato ha reventado varios tratados de libre comercio y está dispuesto a patearle el culo a cualquiera que ose plantarle cara a su plan: uno, quinquenal, soviético, de intervención y planificación de la economía USA que redistribuya a través de salarios en empleo industrial la suficiente riqueza entre su base electoral para ser reelegido en 2020. Hoy por hoy, esa base electoral no solo se mantiene, sino que aumenta. Mañana votamos en Europa para elegir 751 parlamentarios hasta el 2024, probable fecha de inauguración, en la torre del camarada Trump, del soviet de Manhattan.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios