Relatos de verano

Carmen Camacho

Prohibido el llanto

"No he llorado nunca en Brasilia. No habría lugar", escribió Clarice Lispector. La capital federal de Brasil, construida desde cero en 1956, es moderna e impecable, y por tanto inhumana y aséptica. Bajo las recetas de positividad superficial duermen la oscuridad y dolor. ¿Se imagina que en su ciudad, para dar apariencia de lugar feliz y atraer al turismo, se instalaran 'lloródromos' para sacar de las calles (también) a la gente que está triste? Este diario ha tenido acceso al guión del vídeo promocional de estos 'lloródromos'. A continuación, lo reproducimos íntegramente.

Prohibido el llanto Prohibido el llanto

Prohibido el llanto

Prohibido el llantoMúsica: 'Carmen', de Bizet. Obertura. Logos de Presidencia, de la Comunidad y del Ayuntamiento. Imágenes de los principales monumentos de la ciudad. Entra voz en off, con entonación alegre, vivaz. Lee el texto:]

Entre las actividades desarrolladas por la Gerencia de Urbanismo este año, cabe destacar la colocación de lloródromos públicos en las zonas más transitadas. Se trataba de una reivindicación histórica planteada no sólo por los vecinos del centro y de los principales distritos, también por comerciantes y hosteleros, que ya habían denunciado en repetidas ocasiones la presencia de individuos que no reprimen las lágrimas y se lloran encima en cualquier lado, causando un efecto negativo en la imagen de la ciudad. Erradicar este problema atraerá no sólo a más visitantes, sino también nuevas inversiones de capital extranjero. De implementar correctamente el plan, en cinco años habremos entrado en el ranking de municipios con percepción pública acreditada en el grado Excellent. El primer reto será hacernos con el sello Smile en un plazo de seis meses.

'[Imágenes de la instalación y posterior inauguración del primer 'lloródromo'. Declaraciones del presidente, la consejera y la alcaldesa]'

Hasta el momento se han colocado 17 lloródromos públicos, ocho de ellos de estilo fernandino, que han sido ubicados en el casco histórico. Los nueve restantes han tenido como destino áreas comerciales, las inmediaciones del rascacielos, estaciones, zonas de acceso a hospitales y al cementerio, parques y jardines. Durante la celebración de la próxima bienal de arte, cinco artistas plásticos de reconocido prestigio se encargarán de intervenirlos con propuestas coloristas y de vanguardia.

[Entra infografía. Plano de ubicación de las cabinas. Tramos del proyecto. Cifras invertidas]En el próximo año se espera ampliar la red de lloródromos municipales hasta completar un total de 35 de estos cubículos. El plan prevé la instalación de los mismos en calles aledañas a los estadios, barrios del cinturón urbano, zonas empresariales y principales polígonos. Los financiadores esperan recuperar la inversión en un plazo de 10 años. Hasta entonces, los usuarios deberán pagar un peaje simbólico. [Visita virtual al interior de un lloródromo]

Cada lloródromo dispone de varias cabinas acolchadas, insonorizadas y perfumadas con flores de Bach. Cada una de ellas dispone de cojines, una botella de agua y un paquete de pañuelos de papel. El hilo musical será el mismo para todos. La selección de música correrá a cargo del director técnico. Para garantizar la seguridad de los usuarios, un empleado requisará los cordones de los zapatos y los objetos punzantes, que serán devueltos a la salida. La privacidad está garantizada, aunque las cámaras instaladas en los laterales de los habitáculos podrán grabar aleatoriamente a fin de recabar información para la mejora del servicio. [Imágenes: una señora llora entre dos coches, y al darse cuenta de que la están grabando increpa al cámara; un penitente sin capirote con la cara mojada de lluvia y lágrimas; reunión de amigos y familiares a las puertas del tanatorio]

El proyecto se completará con un programa de educación cívica dirigido a concienciar a la población de la mala impresión que causa ver llorar a alguien desconsoladamente por las calles. Estas medidas de sensibilización resultarán más efectivas que las de índole punitiva propuestas por los partidos de la oposición, tales como test de desazón y multas por conducir triste. [Declaraciones de la alcaldesa. Pie de entrada: "A partir de ahora, las mujeres y los hombres…". Pie de salida: "…la felicidad es nuestro principal activo"]

Asimismo, se ha desarrollado una aplicación para móviles [entra pantallazo de la App y hastag #NoTears] en la que el usuario a punto de quebrarse puede consultar el lloródromo más próximo y si en ese momento tiene sus cabinas libres u ocupadas. También será posible, por sólo un euro más, reservar hasta con 15 minutos de antelación. A partir de ahora no será necesario recurrir a los rincones, por lo que serán abolidos, ni refugiarse entre las gafas de sol y la visera. Los lloródromos evitarán además la incomodidad de quien padece alguna pena. [Imágenes en blanco y negro: un pobre llora sentado en la acera, una mujer corre con las manos en el rostro]

Ciudadanos y visitantes podrán sollozar de forma cómoda, discreta e higiénica en los espacios destinados a tal efecto: los 'lloródromos'

Se acabó el caminar cegados por el llanto o volver desconsolada y a paso rápido hasta la casa. La típica estampa de alguien que rompe a llorar en el autobús pertenece al pasado. Ya no nos moriremos de vergüenza por la cara abotargada, ni empaparemos el teléfono dando gritos por las calles, ya no le partiremos el corazón a los turistas. Ciudadanos y visitantes podrán sollozar de forma cómoda, discreta e higiénica en los espacios destinados a tal efecto.

[Imágenes en color, compradas en el banco de imágenes: caras hermosas, relajadas y felices]Se ha colgado el cartel: Prohibido el llanto. Prohibido temblar, arañarse la cara, arrasarse públicamente los ojos, no poder más. Lágrimas no, gracias. Queda abolida la pena negra. Mi ciudad, la ciudad que sonríe.[Sube música. Plano de familia feliz. De fondo, el 'lloródromo' de la Calle Mayor. Un operario ayuda a entrar en él a un anciano solitario]

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios