La mirilla

Las quejas más incómodas

En el cogobierno hay cierta preocupación por lo que está ocurriendo en la ciudad en los últimos días. Se asume que a las puertas de un proceso electoral se eleve el tono y que los partidos de la oposición critiquen la gestión del Consistorio, pero otra cosa muy distinta es que esas quejas vengan de otros colectivos ajenos a la política, como es el caso de los empresarios y más concretamente de los hosteleros. Si ya de por sí responder al adversario político tiene su complejidad, mucho más es tener que replicar a determinados colectivos. Y es que hay temor a que todo ello pase factura.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios