EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Punto de vista

José Ramón del Río

jdel35@hotmail.com

Los pactos de Sánchez

Da la impresión de que Sánchez no quiere alcanzar ese gran acuerdo que propone al resto de partidos

El presidente Sánchez, que ha ofrecido al resto de fuerzas políticas con representación parlamentaria un acuerdo parecido al que tuvo lugar durante la Transición y que se conoce como Pactos de la Moncloa, da la impresión de que no quiere llegar a celebrarlo. Cuando Casado, el líder de la oposición, pidió un gran pacto de reconstrucción económica y social, la portavoz socialista le llamó "inútil, desleal, indecente, indigno e irresponsable" y esto después del exordio previo de Sanchez de que proponía el pacto "de corazón y con sinceridad para que los partidos se unan y dejen fuera las palabras gruesas y el lenguaje agresivo". En ese debate Casado pidió a Sanchez la reducción de vicepresidencias (4) y ministerios (18) y de un 40% de altos cargos, poniéndole el ejemplo de su antecesor en la presidencia del Gobierno, que redujo a una las dos vicepresidencias y de 14 a 15 los ministerios existentes. Sabe Casado que está de nuevo citado en el Congreso, pero lo sabe por prensa, porque no ha recibido la llamada del presidente. Como el Gobierno catalán se ha distanciado de los nuevos pactos y pone el foco en sus pretensiones de autodeterminación y amnistía, es de suponer que los partidos que los sustentan no votarán a favor del pacto que propone. Solo podrá contar con los votos de su propio partido, los de Unidas Podemos, Cs, según ha declarado su portavoz, Arrimadas, y PNV. Todo ello rebañand, para obtener una mayoría tan escasa que las medidas que contempla el plan no se podrán llevar a cabo.

Ayer miércoles, en la sesión de control, Sanchez ha precisado su propuesta de acuerdo al resto de fuerzas políticas, llamándole Acuerdo para la reconstrucción y que tiene lugar, sin presencia física, por videoconferencia. Por lo que se vio ayer no son muchas las posibilidades de éxito. En el Congreso, Casado reprochó a Sanchez que es en España donde ha habido mayor tasa de mortalidad y que la política de compras ha sido nefasta, reclamándole la corbata negra, que sí se puso cuando el duelo francés. Se supone que Casado atenderá la videoconferencia.

El Rey se ha reunido con ministros del PSOE y ninguno de Podemos. En el aniversario de la II República el líder de Podemos cuestiona la Monarquía y reivindica los valores republicanos. La considera institución del pasado, no democrática, salpicada por la corrupción y quiere que el Jefe del Estado no se vista de militar. Los de IU han hecho el chiste de la actualidad: "Ni corona, ni virus".

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios