EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

La ciudad y los días

Carlos Colón

ccolon@grupojoly.com

Un loro harto de chocolate

El PSOE y los otros partidos están calculando si a ellos -y sólo a ellos- les conviene la convocatoria de elecciones

Que TVE tenga información privilegiada sobre la convocatoria de elecciones y por eso haya adelantado los trámites de adjudicación del concurso público para el decorado de la noche electoral, como denuncian los cabreados partidos de la oposición, o que, como desde TVE se ha aclarado, lo haya hecho porque en virtud de la ley de contratación del sector público tiene que cumplir una serie de plazos legales y las licitaciones sólo se harían efectivas a partir del 24 de septiembre, en caso de que se confirme la convocatoria de elecciones generales, me trae al fresco. Como nada espero de ninguna televisión pública -nacional o autonómica, voz de su amo socialista o popular- nada que tenga que ver con ellas me escandaliza o sorprende.

Lo que me llama la atención es que TVE tenga que adjudicar en concurso público la construcción de un decorado por importe de 40.000 euros y alquiler la luminotecnia por 76.080. Ruego se excuse mi cortedad de miras pero, ¿no tiene platós, decorados y focos TVE en sus estudios para montar lo necesario? En total se gastarán en estos elementos 116.800 euros. Al igual que les he pedido que hagan con mi cortedad de miras, les ruego que también excusen mi simplona demagogia, pero estos 116.800 euros suponen una bonita suma de dinero público en un país en el que el salario medio se sitúa en 1.674 euros.

¿De verdad no puede TVE asumir con sus propios medios, que también pagamos todos, los debates y la noche electoral? ¿De verdad tienen que alquilar decorados y luminotecnia? Ya sé que en lo que a las televisiones públicas se refiere esto es el chocolate del loro. Pero este loro lo ingiere en tan grandes cantidades que debe estar sexualmente aturdido, dado el carácter a la vez sustitutivo del sexo y alentador de la libido que dicen tiene el chocolate, y desde luego con sobrepeso. En cuanto a la tan alegre repetición de elecciones -las hemos tenido el 20 de diciembre de 2015, el 26 de junio de 2016 y el 28 de abril de 2019, con la posibilidad de que se repitan el próximo 10 de noviembre- también deberían pensárselo, y no sólo por razones de inestabilidad política: las del pasado 28 de abril costaron 138.961.517 euros, 8,28 millones de euros más que las anteriores. Y todos sabemos que los partidos -con el PSOE al frente- están calculando a base de encuestas si a ellos -y sólo a ellos- les conviene o no la convocatoria de elecciones.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios