EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Punto de vista

José Ramón del Río

jdel35@hotmail.com

La investidura

Hay que reconocerle a Sánchez su buen sentido al negarse en redondo a otorgarle a Iglesias una vicepresidencia

Puede usted apostar lo que quiera, incluso lo que más aprecie, o sea su cabeza, que el próximo 23 de julio no habrá investidura y que Pedro Sánchez continuará de presidente en funciones. De todas formas, no le aconsejo la apuesta, porque la política es una caja de sorpresas en la que, a veces, se da lo que tiene menos posibilidades de darse.

Repasemos los datos que al día de hoy se tienen por ciertos: la negociación entre PSOE y Unidas Podemos está rota, según anuncio de Sánchez, porque su interlocutor, a última hora, sometía a referéndum de sus bases si votaban a Sánchez, aunque no hubiera en el Gobierno de éste ministros, ni mucho menos la Vicepresidencia para Iglesias. Por su parte, Iglesias calificaba la proposición de Sánchez de idiotez. El presidente en funciones, que no se corta un pelo, pide al PP y Cs la abstención para no tener que depender de los de Podemos, nacionalistas y demás indeseables. Observen el egocentrismo de Sánchez que considera un hecho inevitable que él sea presidente del Gobierno, como si se tratare de un fenómeno de la naturaleza. Olvida que si él, que sí fue el más votado, reúne con Podemos 123 votos para la investidura, son los mismos que suman PP y Cs, que incluso superaron en más de 1 millón de votos directos de los españoles a los que obtuvieron PSOE y Unidas Podemos.

Hay que reconocerle a Sánchez su buen sentido al negarse en redondo a otorgarle a Iglesias una vicepresidencia o algunos ministerios de su Gobierno, no sólo por la fundada sospecha de la deslealtad de los podemitas, sino porque estos se negaron a firmar un pacto de no reconocimiento de las tesis independentistas. La tesitura es mala para todos. Si fracasa en la investidura puede encontrarse con la opción de que S. M. el Rey no le encargue la formación de Gobierno. Para Iglesias y su partido, porque Errejón amenaza con llevar a Más Madrid a la política nacional y tendrían que repartir votos y escaños. Dicen que Sánchez favorece esta posibilidad y ya es sabida la fuerza con que cuenta el PSOE y sus terminales mediáticas para promocionar una idea. Moncloa, según leo, calcula que Errejón obtendría 13 escaños más que Iglesias. Malas perspectivas, pues, para todos, porque Cs no atraviesa su mejor momento y el PP, que ha gobernado incluso con mayoría absoluta, tiene un líder aún no cuajado que hoy es una promesa, que sólo será una realidad si pone el acento de su partido en el centro derecha. Para más derecha ya tenemos a Vox.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios