¿Qué harías tu...?

Ese era el nivel: un alcalde rojo pidiendo urbanidad y un grupo de corte moderno recogiendo conceptos de Kennedy

En un ataque preventivo de la URSS? No, no, no, no, no es posible, se ha averiado mi respuesta flexible. Eso cantaban Polansky y el Ardor en el inicio de la década prodigiosa, cuando los punkis eran punkis, naranjito estaba en todas las camisetas, la democracia española era joven y libertaria y Don Enrique Tierno promulgaba bandos de categoría, les cito uno, lean los demás: "[…]Y si los jóvenes han de hacer bromas, como su propia edad pide, háganlas con donosura y gala, pero sin daño, y si de retozar se trata, retocen, porque es propio de la juventud el glorioso retozar, pero háganlo sin daño para los bienes públicos, respetando los lugares en los que haya flores y céspedes, que hermosean la ciudad, y todo aquello cuanto al bien común ataña" (9 de mayo de 1985).

Ese era el nivel: un alcalde rojo pidiendo urbanidad y un grupo de corte moderno recogiendo conceptos de la política de Kennedy, cuya influencia veinte años después aún estaba viva, y hoy, desgraciadamente averiada. Me refiero al concepto de respuesta flexible, que es parte de la política de guerra nuclear limitada sobre la que se forjaron años de paz -ejem, Guerra Fría- y se cimentó el Estado del Bienestar que se va desmoronando desde la caída del muro. Ahora que se está andando el camino a la inversa, parece conveniente que vayamos repasando terminología nuclear: Destrucción mutua asegurada -mutual assured destruction o MAD, siglas que forman la palabra "loco" en inglés-; estrategia de contención; estrategia de disuasión máxima; credibilidad nuclear; concepto de tríada -a saber: submarinos nucleares, bombarderos de largo alcance, misiles intercontinentales-; respuesta flexible; guerra nuclear táctica; Guerra de las Galaxias; escudo antimisiles, etc..

Suspendido el tratado INF (por las siglas en inglés de Intermediate-Range Nuclear Forces); con una presión creciente sobre Irán -acusaciones sin evidencias probadas por los organismos competentes-; con Arabia Saudita -la misma Arabia que troceó literalmente a un columnista del Washington Post, ¿se acuerdan?- licitando planes para enriquecer uranio; con el nuevo armamento ruso anunciado por Putin; con USA fabricando misiles de rango intermedio para en el Pacífico contener a China, que no obligada por el INF, los tiene en cantidad; con el Brexit a la vuelta de la esquina, la única potencia nuclear verdaderamente amiga es Francia, porque hace tiempo ya que anglos y sajones, blancos y protestantes han dejado claro que les importamos una higa. Ante todo esto ¿Qué harías tú?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios