EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

La colmena

Magdalena Trillo

mtrillo@grupojoly.com

La guerra de Google

Blindar EEUU al 'espionaje' de los chinos bloqueando Huawei es una batalla comercial, pero también geopolítica e ideología

Se puede vivir al margen de Google? ¿Sin actualizar el software del móvil, sin su tienda virtual, sin Youtube y sin el correo de Gmail? Llevan razón los académicos cuando advierten de que el negocio de la información se ha convertido en el petróleo del siglo XXI y nos recuerdan que, donde hace una década reinaban empresas energéticas como Gazprom, Exxon o Repsol, ahora lo hacen compañías como Google, Apple, Facebook o Amazon.

Donald Trump acaba de encontrar un aliado en su guerra comercial global mucho más poderoso que el acero del muro que proyecta en México. El ataque a China vía Huawei no tendría tanto recorrido sin la connivencia de la empresa que Larry Page y Serguéi Brin fundaron en 1999. No nos equivoquemos, lo que el presidente estadounidense está librando es una contienda por el nuevo liderazgo mundial, una reedición líquida de la guerra fría contra el enemigo comunista, apoyado por quien de verdad mueve los hilos. En Oriente y en Occidente: el capital.

¿Saben quién está detrás de Google? Los dos jóvenes visionarios de Palo Alto nunca han querido formar parte de ninguno de los grandes conglomerados mundiales de la Comunicación, pero no es independencia y filantropía todo lo que sostiene al nuevo Maatrix. En la opaca propiedad destaca el fondo de inversiones Vanguard Group: el mismo que controla buena parte de Facebook, un actor tan oscuro como lo es el fondo buitre Liberty Acquisition Holdings que hace casi dos décadas acabó con la histórica propiedad en Prisa de la familia Polanco y que ahora comparte intereses con otro fondo catarí.

Adelantar la obsolescencia programada de los Huawei, blindar EEUU al espionaje de los chinos a través su principal gigante tecnológico, no sólo forma parte de la compleja batalla comercial del nuevo milenio. Son intereses estrictamente económicos, pero es también geopolítica e ideología.

¿Sabían que la tecnología 5G tiene efectos secundarios en la salud? Lo asegura AT América -la antigua Russia Today- intoxicando a escasos metros de La Casa Blanca. El aparato propagandístico del Kremlin no es ajeno a la brecha que va a suponer la tecnología 5G. Rusia no está aún preparada y su presidente juega a dos bandos: atemoriza a la opinión pública mientras arma de redes su país.

Uno de los programas televisivos se titulaba Apocalipsis 5G, una amenaza bíblica que lleva la guerra de los dos bloques directamente a nuestros bolsillos. ¿Vivir sin Google? La respuesta la sabe el líder chino, la sabe Putin, la sabe Trump y la sabemos todos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios