El fuste

Una desgracia antigua

LA muerte de una persona atropellada por el tren nos retrotrae a tiempos que creíamos ya superados. Es algo antiguo, olvidado. El futuro no ha llegado a todos sitios y en Alcolea siguen conviviendo con un paso a nivel que es algo tan exótico como peligroso en la red viaria de nuestros días. Hace algunas décadas eran frecuentes noticias de este tipo y muchos fueron quienes perdieron la vida, por ejemplo, en el paso a nivel de Las Margaritas, algo que desconocen los veinteañeros que cruzan a diario por la plaza de las Tres Culturas camino del tren de Rabanales. Que Alcolea sea Alcolea y no tenga derecho a que se soterren las vías del tren es algo difícil de sostener, porque si se han metido bajo tierra en otros sitios aquí no se tienen que conformar conque lo que se entierre sea el paso de vehículos y de peatones, porque al final la solución más barata no acaba con las muertes innecesarias.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios