El objetivo indiscreto

A la caza de esas gotas de agua que alivien el intenso calor

El calor había dado una mínima tregua durante agosto con temperaturas algo más suaves que las producidas a finales del pasado mes de julio y a principios de este mismo mes. El mercurio elevó las máximas, sobre todo en la capital y la Campiña, hasta unos índices extremos en los que se superaban los 40 grados y la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) decretaba un día sí y al otro también o la alerta naranja o la alerta amarilla en buena parte de la provincia. Ese calor que nunca se fue vuelve a ser intenso y son ya tradicionales las instantáneas de gente buscando alguna fuente o algunas gotas de agua con las que aliviarse en estos días tórridos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios