Mensaje en la botella

La carta de los científicos

Solo tres de los firmantes del escrito han asesorado a los gobiernos central o regionales

Adía de hoy, cuando ya han pasado 48 horas de la noticia, no les voy a sorprender si les digo que un grupo de prestigiosos científicos e investigadores españoles ha solicitado una "evaluación independiente e imparcial, por un panel de expertos internacionales y nacionales", sobre la gestión del coronavirus en España, según una carta que publican en la revista The Lancet. La investigación, según este colectivo, debe centrarse "en las actividades del Gobierno central y de los gobiernos de las 17 comunidades autónomas" y debe incluir "tres áreas: gobernanza y toma de decisiones, asesoramiento científico y técnico y capacidad operativa". Los firmantes añaden que "deben tenerse en cuenta las circunstancias sociales y económicas que han contribuido a hacer que España sea más vulnerable, incluidas las crecientes desigualdades".

Entre esos destacados investigadores están Margarita del Val, Alberto García-Basteiro y Carles Muntaner, quienes también han precisado que esta evaluación "no debe concebirse como un instrumento para distribuir la culpa. Más bien, debe identificar áreas en las que la salud pública y el sistema de salud y asistencia social deben mejorarse". Me parece que se trata de un mensaje cargado de sentido común, con el que coincidiremos muchísimos ciudadanos, pero será complicado que no haya quienes quieran utilizar -izquierda o derecha- esta propuesta para hacer política. Ya hemos leído al portavoz del PP en el Senado, Javier Maroto, que ha interpretado que esta solicitud es para esclarecer la gestión del Gobierno, pero no dice nada de las autonomías. Allá Maroto y su credibilidad.

Pero tal vez habría que profundizar un poco más en el asunto, porque estos expertos ya dejan caer algunas cuestiones que, aunque obvias, los políticos tratan de pasar por alto, como son los recortes en la sanidad que hemos padecido en este país durante una década, actuaciones achacables a gobiernos de todos los colores e ideologías. Revisar, evitando en lo posible la tentación de sacar provecho de ello, es a todas luces una propuesta coherente y necesaria, que el Gobierno no debería dejar pasar, aun a riesgo de que los resultados puedan sonrojar a más de un ministro o consejero de una comunidad, sea la que sea.

Pero dicho esto, no puedo dejar pasar una circunstancia que a un servidor le parece extraordinariamente grave. De esta veintena de científicos de renombre internacional, solo tres de ellos declaran haber asesorado a los gobiernos central o regionales españoles y haber participado en grupos de trabajo multidisciplinares sobre el coronavirus. ¿Y los otros 17? ¿Nadie ha contado con ellos? Pues son suficientes como para formar el equipo de expertos del ministro Illa que nunca existió o para repartir a cada uno de ellos por las 17 comunidades autónomas españolas. Vergonzoso.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios