EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

La colmena

Magdalena Trillo

mtrillo@grupojoly.com

...y la cabra de la Legión

El verdadero mensaje de las encuestas es uno: todo es imprevisible. Por el voto oculto y la bolsa de indecisos

Cinco días de campaña y dos debates en televisión. No hay más. Es el horizonte que tienen los partidos que se disputan un sillón en la Moncloa el próximo domingo para responder a los dos grandes escenarios que anticipan todas las encuestas: el PSOE afianza su ventaja y puede gobernar con Podemos y los nacionalistas o las tres derechas (PP, Cs y Vox) suman lo suficiente para reeditar a nivel nacional el gobierno del cambio de Andalucía. Las claves de fondo también son compartidas: hay una bolsa inmensa de indecisos (hasta el 40% del electorado según el CIS) y un voto oculto hacia Vox completamente impredecible.

Es decir, que sí puede haber más: los sondeos se vuelven a equivocar y terminamos en una noche de infarto donde no se descarte otra repetición electoral... O un sorpasso por la derecha... O un batacazo de los socialistas justo cuando creían que todo el viento iba a favor... En Ucrania, el cómico antisistema que clamaba contra la corrupción acaba de arrasar con más del 70% de los votos. No se puede subestimar a los payasos. En España, el otro día me confesaba un candidato -de esos que aciertan cuando fallan las encuestas- que no tienen ni idea de qué va a pasar con Vox... Que poco importan los jardines en que se metan ni quién vaya en la papeleta: "En estos momentos, ponen de candidato a una cabra de la Legión y la gente los vota".

Que Vox termine siendo protagonista en los debates televisivos sin nada que perder -sin exponerse pero acaparando el debate- tampoco va a ayudar a frenar sus provocaciones ni a desmontar el discurso populista con que están dando bocados al PP y pescando en el río revuelto del desencanto... Porque ellos son los "valientes" frente a la "derecha cobarde" y la "veleta naranja", porque la alternativa es el Pedro Sánchez "del Falcon" y el Pablo Iglesias "del Casoplón", porque los inmigrantes no hacen más que "aprovecharse" de los españoles, porque las mujeres nos hemos subido a la parra con tanto "feminismo supremacista"...

Una campaña de eslóganes donde hemos sustituido las propuestas y los programas por la aritmética electoral. Y ello en un país con una treintena de provincias con escasa población donde se reparten menos de 5 diputados y donde se jugarán casi un centenar de escaños. En Ciudadanos, por ejemplo, manejan resultados con una horquilla de 20 diputados... ¡Ganar o perder! Todo abierto e impredecible. Éste es el verdadero mensaje de las encuestas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios