EL foco de atención preferente que se centra en el conflicto de la financiación autonómica amenaza con ocultar otro problema de mayor calado, por afectar a la vida de las administraciones más próximas al ciudadano: la financiación municipal. Es un viejo problema, que nace, probablemente, en la Constitución de 1978, que regula con detalle las comunidades autónomas, pero es parca en cuanto a las competencias de los ayuntamientos y en relación con las haciendas locales. Las tensiones territoriales entre el Estado y las autonomías han sido, además, prioritarias para los distintos gobiernos, mientras que los ayuntamientos se han ido configurando como los auténticos parientes pobres de la democracia. La crisis económica y la consiguiente necesidad de elaborar unos presupuestos austeros pueden ser la puntilla para las administraciones locales. Al menos así se trasluce de la propuesta presentada por el Ministerio de Hacienda a la Federación Española de Municipios y Provincias: por vez primera desde que está vigente el sistema de financiación local la previsión del Gobierno es que los ayuntamientos reciban en 2009 menos dinero que en el presente ejercicio, y ello a pesar de que el vicepresidente Solbes sí promete que todas las comunidades autónomas verán incrementada su participación en los ingresos estatales (aunque sigue pendiente el problema de su distribución). La propuesta gubernamental ha hecho saltar, con toda razón, la alarma de los alcaldes y concejales de toda España, sin distinción de partidos o territorios, que temen ser los auténticos paganos de la crisis de las finanzas públicas, precisamente cuando sus ingresos por actividad económica han caído considerablemente a causa de la crisis económica general en tanto que cada vez se les endosan nuevas competencias y servicios, como los relacionados con la atención a los inmigrantes, guarderías y otras prestaciones sociales. La propuesta del Gobierno debe ser modificada. Los ayuntamientos están al borde de la asfixia.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios