EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Mensaje en la botella

La autovía a Jaén los retrata a todos

El PSOE siempre ha mirado para otro lado con la A-306 y ahora el PP hace lo mismo

Es difícil de entender por qué Córdoba y Jaén no están unidas directamente por una autovía. El trayecto más directo es a través de la carretera A-306, que nace en El Carpio y llega hasta Torredonjimeno y ya desde allí hasta la capital jiennense. Son 58 kilómetros de desdoble, casi una broma para aquellos años de finales de los 90 y principios de los 2000 en los que se construían autovías allá donde los políticos querían o les interesaba, siempre con la complicidad, un tanto sospechosa, de los técnicos en la materia.

En Andalucía, la Junta pensó en su día -hace 20 años- que ese corredor Córdoba-Jaén era algo asumible y que más pronto que tarde se construiría. Luego fueron surgiendo otras prioridades (también en materia de carreteras) y como Córdoba nunca ha sido excesivamente prioritaria para los gobiernos socialistas andaluces, pues el proyecto se fue postergando un presupuesto tras otro. Esa dejadez, provocó que el PP viera en la demanda de esa carretera la excusa perfecta para tratar de desgastar a los socialistas y puso casi toda la carne en el asador.

De hecho, el PP promovió una plataforma reivindicativa. Los presidentes populares de entonces en las dos provincias -José Antonio Nieto y José Enrique Fernández de Moya- se rasgaban las vestiduras un día sí y otro también, con afirmaciones como "engaño masivo" de la Junta de Andalucía; "esta carretera continúa siendo una auténtica trampa por la presencia de transporte agrícola y por el barro y la niebla"; "no se puede relegar ni un minuto más una conexión vital para garantizar un futuro a esta comarca" o "emprenderemos acciones con toda la presión política del mundo". El propio Juanma Moreno, antes de ser presidente andaluz, aseguró en 2016 que su partido no descartaba "forzar la máquina", con "algún tipo de movilización", para que la A-306 se convierta en la autovía de Córdoba a Jaén.

Mientras, el PSOE -el andaluz y el cordobés- miraba para otro lado, sin importarle lo más mínimo la reivindicación y poniendo todas las trampas posibles para hacer ver que el proyecto de desdoble avanzaba.

Ahora, el gobierno andaluz de PP y Cs tampoco quiere la autovía, entre otras cosas, porque es muy cara y porque además, en el estudio encargado por ellos mismo se pone de manifiesto que en la actualidad la A-306 no cuenta con el tráfico suficiente que justifique su desdoble.

En cualquier caso, la autovía Córdoba-Jaén es una cuestión estrictamente política, por mucho que socialistas y populares lo quieran disfrazar. Ellos, los dos partidos, se comprometieron con los ciudadanos de ambas provincia a realizar esa obra y ni uno ni otro se ve que tiene intención de hacerlo. Se han equivocado en sus cálculos y les ha podido la demagogia y el partidismo sobre el interés general. La autovía les ha retratado a ellos, pero ello se niegan a retractarse de sus acciones. Su desfachatez lo impide.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios