UNA vez recuperados de la despedida de ayer en la Catedral, es hora de hablar de lo que va a ocurrir en la Diócesis tras la marcha de Juan José Asenjo a Sevilla como arzobispo coadjutor. El anuncio de que permanecerá como administrador diocesano hasta que llegue su sustituto dicen que no ha sentado bien en algunos lugares de la curia cordobesa y apuntan a que la situación puede extenderse hasta el otoño. No porque no se conozca el nombre del sucesor, algo se prevé ocurra para el final de la primavera, sino porque la llegada de éste puede demorarse hasta entonces. Todo apunta al obispo de Tarazona, Demetrio Fernández, como ocupante del sillón de Osio, aunque queda mucho por hablar y no debemos dar por hecho lo que no ha ocurrido.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios