EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Votar es la solución

Votar es lo mejor. Lo peor sería que Sánchez presida el Gobierno más mamarracho de la democracia en España

Con el papanatismo de lo políticamente correcto, todos dicen lo mismo: sería una tragedia convocar unas elecciones en noviembre. ¿Y por qué? Votar es lo mejor. Ya se ha visto lo que hay. Es susto o muerte. La muerte sería un Gobierno del PSOE de Pedro Sánchez con Unidas Podemos. Estas negociaciones son como el chiste de dos que se quieren casar y se han peleado desde antes de ser novios. Pareja condenada al divorcio en menos de un año. Y con unos amigos separatistas alrededor para ponerles los cuernos. Votar nunca es malo. A ver si estamos como en los tiempos de Franco, cuando algunos decían que las urnas son para romperlas. Sólo las temen los totalitarios y los que engañan a los votantes.

Otra paparruchada que se repite: el resultado sería el mismo. ¿Ah, sí? El resultado nunca ha sido igual. Puede ser mejor, peor, o parecido. Pero hemos votado en 2015, 2016 y 2019 y nunca ha salido lo mismo. Incluso han ganado partidos diferentes, primero el PP y después el PSOE. Por otra parte, ¿cómo va a salir lo mismo? El CIS dijo que una semana antes de las últimas elecciones el 30% de los españoles dudaban y no habían decidido el voto. Todo lo que ha pasado tendrá repercusiones. Aunque el resultado fuera parecido, cambiaría el panorama. Por ejemplo, supongamos que el PSOE vuelve a ser el más votado sin mayoría absoluta. Se abriría un escenario nuevo para que el PP y/o Ciudadanos les permitieran gobernar. Habría una legitimidad para hacerlo que ahora no existe. Porque en la noche de fiesta en Ferraz gritaron "¡Con Rivera no!". Y porque Pablo Casado y Albert Rivera se comprometieron en la campaña a no pactar con Sánchez.

¿Y el cansancio de los electores? Pues tampoco salen agujetas por votar cada seis meses. Los colegios electorales no suelen estar en la selva del Amazonas, sino cerca de donde viven los votantes.

Dice un proverbio chino: "Nunca interrumpas a tu enemigo cuando está cometiendo un error". Pues ya lo ven. Significa que la maldad puede llevar a la bondad. En el PSOE ya han visto lo que les espera si tienen en la vicepresidencia a Unidas Podemos, con Pablo Iglesias o su señora Irene. No hay que dar segundas ni terceras oportunidades para terminar fatal. Votar es lo mejor. Lo peor sería que Pedro Sánchez presida el Gobierno más mamarracho de la democracia en España. Por el país no se preocupen, funciona solo. A las urnas, compañeros, a las urnas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios