EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

La esquina

José Aguilar

jaguilar@grupojoly.com

Últimas tardes con Teresa

Abandonar Podemos pero manteniendo los escaños, y su dinero, es un enjuague lamentable que no funcionará

Teresa Rodríguez debe ser una de las líderes más honestas de la política andaluza. Sus ideas, en cambio, son equivocadas, y sus estrategias, a menudo lamentables. Ella y los suyos abandonan Podemos simulando con Pablo Iglesias una separación amistosa con ínfulas de no definitiva, pero conservan sus actas de diputados y la sustanciosa financiación que conlleva, que se acerca a los 140.000 euros mensuales para todo el grupo.

Hay dos problemas: que el pacto con Iglesias es un enjuague y que no va a funcionar. Lo primero: Adelante Andalucía -la marca con la que Teresa fue elegida parlamentaria- estuvo integrada por Podemos, Izquierda Unida y otras fuerzas políticas que, lo digo con todo respeto, más que fuerzas son debilidades (Izquierda Andalucista y Primavera Andaluza). Si deja de militar en Podemos y no se acoge a otra de estas siglas lo lógico es que dimita de su escaño, y también que lo hagan los diez compañeros en la misma situación.

Pues no. Ellos siguen, amarrados a sus cargos públicos, y pretenden seguir así cuando la próxima asamblea de Podemos Andalucía elija una nueva dirección que deberá sustituir a la que encabezaba Teresa Rodríguez y compartir el liderazgo de Adelante Andalucía con IU. ¿Qué sentido tiene que el grupo parlamentario de Adelante Andalucía (AA) tenga como portavoz a una señora que ya no milita en ninguna de las organizaciones que la integran y que anuncia expresamente que se dedicará a fundar un nuevo partido, y que la mayoría de los diputados de AA trabajen también para ese nuevo partido y no para aquel por el que fueron elegidos por los ciudadanos?

Como digo, ese invento no va a funcionar. Porque no puede. Los abracitos de la despedida guay entre Pablo Iglesias y Teresa Rodríguez, incluyendo el falso ¡hasta luego! del vicepresidente, pronto se convertirán en disputas, encontronazos y amenazas. En cuanto Podemos Andalucía designe a sus nuevos dirigentes y quiera, naturalmente, imponer su mayoría en Adelante Andalucía... y en su grupo parlamentario. ¿Acaso van aceptar los de Iglesias que Adelante siga posicionándose en el Parlamento en contra del Gobierno que Iglesias vicepreside y rechazando cualquier acuerdo con el PSOE andaluz? ¿Se van a cruzar de brazos mientras Rodríguez organiza, monta y financia con el dinero de Adelante un partido que va a hacerle la competencia a Adelante y con el que se disputa el mismo segmento electoral?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios