Cuando todavía estábamos perplejos por el comportamiento de la alcaldesa de Torrecampo, la socialista Francisca Alamillo, que se vacunó en la residencia de mayores de su localidad saltándose los protocolos, ahora nos enteramos de que el Ayuntamiento ha realizado un cribado en un colegio del municipio, por lo que la Consejería de Salud, que es la competente, ha pedido explicaciones al Consistorio. Con lo que está cayendo, en el PSOE deberían de ir pensando ya en el relevo de la regidora, cuanto antes mejor, para evitar comportamientos tan poco ejemplares.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios