Su propio afán

Suma y sigue

Juanma Moreno es uno de los grandes damnificados de las elecciones castellanoleonesas

De las elecciones del domingo se pueden hacer intensos análisis en 1) clave castellano-leonesa, que es la suya propia; 2) en clave nacional y hasta 3) en clave partidista, triangulando entre Ayuso, Casado y Teodoro García Egea. Muy bien. Ya los están haciendo otros y yo echaré mi cuarto a espadas antes o después. Pero aquí quisiera destacar la dimensión andaluza. Avisamos de que los resultados electorales en Castilla y León terminarían siendo una ola que surfearía Olona en la playa de nuestras elecciones regionales. La probable candidata de Vox para Andalucía tiene más popularidad, más experiencia y más contundencia que Juan García-Gallardo, que, no obstante, la ha montado. Extrapolemos y, después, sumemos. Para empezar, ha vuelto a demostrar que Vox suma, contra los del voto útil.

Ojo con un segundo matiz. La otra sorpresa de las elecciones ha sido la poderosa irrupción de los partidos provinciales que esgrimen agravios institucionales. En Andalucía hay un sentimiento de abandono de las provincias orientales, a las que Olona, 1) por su procedencia del Levante; 2) por ser diputada por Granada y 3) por la implantación de Vox en Almería puede representar con ventaja. Esa ola también la va coger.

La negociación castellano y leonesa, también le sumará, pase lo que pase. Y pueden pasar tres cosas. 1) Si el PP pacta con Vox, normaliza la relación, institucionaliza al partido de Abascal y deja en manos de los votantes actuar de acuerdo a sus preferencias sin miedos inducidos. 2) Si, para no pactar con Vox, el PP negocia con el PSOE de Pedro Sánchez, tendrá muchos aplausos mediáticos, pero un amplio rechazo en sus bases y simpatizantes. Y 3) si para no hacer lo uno ni lo otro, convoca nuevas elecciones, obtendrá el rechazo de tirios y troyanos.

Juanma Moreno, por tanto, es uno de los grandes damnificados, en cuanto que este resultado da alas a Vox y lo que suceda en la negociación a partir de ahora, sea una cosa u otra, todavía le dará más alas. ¡Alas a Olona, lo que le faltaba!

A nosotros, mientras, nos da un respiro. El adelanto se retrasará. No me extrañaría nada que en la Junta de Andalucía lean igual que yo estos últimos acontecimientos, y opten por darle tiempo al tiempo. En Ciudadanos, desde luego, estarán encantados con la moratoria electoral. Vox no debería mostrar ningún ansia por exigir el adelanto. Está en una de esas situaciones en las que todo suma y sigue.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios