EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Serpientes de verano

Tras la moción de juguete, en este panorama previsible, están filtrando encuestas de verano para distraer

Algunos ya no se acuerdan, por falta de memoria histórica. En el verano de 2015, España estaba en la precampaña de unas elecciones que fueron convocadas en las vísperas de Navidad y no sirvieron para nada. En el verano de 2016, España estaba sufriendo las consecuencias de las segundas elecciones, con un Gobierno provisional. De modo que en las playas, entre un bañito y otro, sólo se hablaba del no es no de Pedro Sánchez, que guardaba la llave de la gobernabilidad en el fondo de su cajón de Ferraz. Un sinvivir, en resumen. A pesar de todos los pesares, fue el mejor año para el turismo. Los políticos no influyen tanto como se piensa.

En 2017, nos disponemos a vivir un verano tranquilo… O cualquiera sabe. Después de que Pablo Iglesias presentó una moción de censura de juguete, nos hemos quedado con un verano soso. Se reduce a la campaña para que dimita Montoro (enardecida tras la sentencia contra la amnistía fiscal). Y siempre nos quedará Cataluña, al menos de momento. Es el mismo tostón de todos los veranos; y de los inviernos, desde que trincaron a Jordi Pujol con las manos en la masa, y se acabó el seny y apareció la CUP.

Este escenario es ideal para las serpientes de verano. Ya tenemos la primera, que es la multicolor del Tour de Francia. Empezó con lluvia en plena sequía; y con una moto que cayó y perdió aceite, provocando varios pellejazos importantes, entre ellos una caída de Alejandro Valverde que terminó en un hospital. Si hubiera sucedido en España, se habría reclamado la dimisión del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, y la reprobación del director general de Tráfico, Gregorio Serrano. Pero el Tour de Francia empezó en Alemania.

Tras la moción de juguete, en este panorama previsible, están filtrando encuestas de verano para distraer. Tened cuidado con las encuestas, que son serpientes venenosas del verano. Son como las medusas, que nadie piensa en ellas hasta que te pican ahí. Las encuestas publicadas en los diarios que antes eran de derecha dicen que Pedro Sánchez va estupendo, remontando como un campeón, hundiendo a Podemos. Por el contrario, las encuestas publicadas en los diarios que antes eran de izquierda dicen que Pedro Sánchez se ha desinflado, que con la gestora vivíamos mejor, y que a este paso hasta Albert Rivera, que sube despacito, lo va a adelantar.

Yo me he convertido en un agnóstico de las encuestas de verano. La fe mueve montañas, pero las serpientes no.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios