La vida vista

Félix Ruiz / Cardador /

Primera temporada

LA aprobación de los presupuestos podría entenderse como el final de la primera temporada del cogobierno, que si fuese una teleserie habría de llamarse El tripartito que acabó siendo bi y que veremos si no finaliza en tri, también conocido como Elbitri. Isabel Ambrosio, su actriz protagónica, había pasado penalidades sinnúmero durante los capítulos precedentes, rea de otros, pero al cabo logró cerrar ayer la temporada con un tanto a su favor, airosa aunque despeinada por tanto trajín, al sacar las cuentas con el respaldo de 17 concejales. Hacia eso se habían encaminado tantas cesiones, que encontraron el premio añadido, clímax sin duda, cuando se supo que Ciudadanos decidía desmarcarse de PP y de UCOR para darle respaldo a las cuentas en plan barato, a cambio de promesillas. La alcaldesa, pues, se recupera algo y su paso, que ha sido tambaleante desde el primer día, podría serenarse en breve. Habrá que ver cómo juega la baza de tener los presupuestos ya cerrados ante las nuevas exigencias que le traiga el animoso ganemismo, que hasta ahora gobernó sin gobernar, con telemando. Y no sería descartable que en la primavera nos encontrásemos a una Ambrosio más autónoma, callejera y alegre, de vuelta al espíritu de su campaña: a los pasos cofrades, a los patios en flor y no descarten que incluso al tendido de Los Califas. Cosa distinta, por supuesto, es que además de eso salga de su discurso manido y núbil para avanzar en la política potente, la otra: la visionaria y a la vez concreta, pero quizá eso, que por aquí rara vez se vio, haya que dejarlo para temporadas subsiguientes. Hasta aquí la protagonista, pero... ¿qué hay de ese antagonista llamado PP y que poco a poco se va acostumbrando a ver la vida pasar? Oposición facilona la suya pues les venía medio hecha por los sainetes de Elbitri, y que a menudo consiste en subir algún enlace a al grupo de Facebook No me toques San Rafael para ver como allí los propios despotrican mientras el político de turno cuenta feliz los megusta. Hacer ruido, patear poco, mala senda. También tendrá que replantearse el futuro alcaldable Bellido si con esto le basta. La primera temporada acaba en cualquier caso, se despide para volver mañana mismo, que aquí no hay receso, bajo nuevas coordenadas. Puntuación por ahora en Film Affinity: pues un cinquillo pelao y piadoso. Aunque margen tienen todos para salir del laberinto cansino de lo simbólico trivial si a ello se ponen. Pero hay que ponerse.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios