EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Crónica Personal

Primer 'round'

Hay susto en la gestora del PSOE y en las direcciones regionales porque creen que Sánchez aniquila el partido

El primer round de la contienda socialista lo ha ganado Pedro Sánchez. En honor a los datos ha sido Susana Díaz la que ha conseguido mayor número de avales, superando con creces los 50.000 que los suyos se marcaban como objetivo, ya que ha superado los 60.000. Pero los 57.000 de Pedro Sánchez no los sospechaba nadie, ni los propios sanchistas. Sin embargo, Sánchez lleva tiempo diciendo que recuperaría el cargo perdido. Cuenta que lo nota en la gente que acude a sus mítines y reuniones, que demuestra un entusiasmo muy superior al que se ve habitualmente en el partido.

Ha ganado el primer asalto, porque Susana sólo ha sumado 5.000 avales más que él mientras Patxi López se ha quedado muy atrás. Decía Sánchez antes de conocerse el resultado de los avales que lo que él pretendía era visualizar que tenía más apoyos de los que pensaban los dirigentes del partido y, segundo, que lo que le importaba de la primera parte de la contienda era que se visualizara también que la Secretaría General se disputaba entre dos candidato, no tres. Y parece que eso se ha conseguido, por mucho que el equipo de Patxi insista en que no quiso superar los 12.000 avales porque pretendía huir de una guerra de cifras absurda, ya que lo que importa es la votación final.

Hay susto en la gestora y mucho susto en las direcciones regionales que apoyan a Susana Díaz. Susto porque creen que Sánchez aniquila el partido, como estuvo a punto de ocurrir antes de que se pusiera en marcha la operación para desbancarle. Y también porque temen, con razón, que si Sánchez vuelve a Ferraz por la puerta grande, hará cuanto esté en su mano, que será mucho, para que no sean elegidos nuevamente aquellos que hoy se han pasado con armas y bagajes a las filas de la candidata andaluza.

Se vive por tanto una situación de incertidumbre en el PSOE, aunque hasta las doce de la mañana del jueves existía la seguridad generalizada de que Díaz tenía despejado el camino hacia la Secretaría general. Sólo Sánchez y algunos de sus colaboradores -ni siquiera todos- estaban convencidos de sus perspectivas ganadoras. Sin embargo, ahí están, y a Susana Díaz solo le quedan tres semanas por delante para ganar terreno. Tarea difícil pero no imposible.

Fuera del PSOE, se abren puertas en Podemos para llegar al Gobierno por la vía rápida en conjunción con el PSOE de Sánchez . En cuanto al PP, no niegan que si gana Sánchez y se repite el escenario obstruccionista al Gobierno de Rajoy que se vivió hace un año, Rajoy no dudará en convocar elecciones. Y entonces … entonces sí que los socialistas tendrán razones para sentir que no les llega la camisa al cuerpo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios