Tras el fracaso socialista en las elecciones de Madrid, en una campaña que Pedro Sánchez e Iván Redondo teledirigieron desde la Moncloa, un fracaso del presidente en las primarias socialistas en Andalucía supondría un varapalo muy grave para el presidente del Gobierno, que en poco más de un mes se vería desautorizado por el electorado de una comunidad estratégica por su importancia económica y social y por la militancia de la primera federación socialista del país. Así se expresan algunos dirigentes socialistas que no ocultan su preocupación si los planes no salen como está previsto.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios