Errores ortográfico: la coma (II)

Los sustantivos comunes o impropios pueden devenir en propios. Ejemplos no faltan

En este mismo espacio, hemos tenido ocasión de comentar consulta de un asiduo lector que se interesaba por conocer la ortografía del sustantivo "ministro-a". Contestada que fue en su día y por este mismo conducto la dicha pregunta, el mismo lector nos refiere que sigue teniendo dudas sobre la ortografía de dicho sustantivo y otros similares. Porque -dice- él venía escribiendo el dicho sustantivo con minúscula inicial. Y no por un capricho, sino porque así lo contiene el diccionario oficial.

Obviamente, la duda en cuestión nos parece tan justificada como extendida. Es por ello que, con el permiso de nuestros resignados -y siempre comprensivos- lectores, decidimos aplazar nuestro comentario crítico sobre la coma (,) previsto -y prometido- para el día de hoy. Nos disponemos, pues, a "opinar" sobre la duda a la que aludimos que, a buen seguro, no resultará exclusiva del dicho lector:

Presumimos con fundamento que, el dicho lector no tuvo en cuenta que, en todo caso, los sustantivos comunes o impropios pueden devenir en propios. Ejemplo de esta evolución no nos faltan: hospital, los nombres de los días, de los meses… son, todos ellos, nombres comunes según el diccionario. En consecuencia, deben escribirse con minúscula inicial. Pero pueden devenir propios, como sucede con el sustantivo Hospital Doce de Octubre.

En todo caso, entendemos que, de la simple lectura del diccionario, no podemos inferir que todos los nombres que contiene sean comunes. Podemos comprobarlo mediante análisis de otro ejemplo: El sustantivo… "consejero" al que también alude el dicho lector. El diccionario le atribuye la siguiente significación: "4. m. y f. Esp. Titular de una consejería (? departamento de gobierno)".

-¿Podemos concluir que "consejero" debe escribirse con minúscula siempre? A juicio de Las Tendillas, el… "Titular de UNA (artículo indeterminado) consejería" -el… "consejero"- es, siempre, sustantivo común. Como tal debe ser escrito con minúscula inicial. Cosa completamente distinta es "LA (artículo determinado) Consejería…" de Hacienda, de Justicia, de Sanidad…" o del sursuncorda. En estos supuestos, el dicho sustantivo común cambia a propio por efecto de la individualización del mismo. En consecuencia, debemos escribirlo con mayúscula inicial. Suele ocurrir.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios