Ya pasamos el trance. Nos equivocamos en parte de nuestras previsiones, y en la otra parte acertamos de lejos. Los guruses somos así. A toro pasado y por encimilla, hagamos un repaso a lo acontecido. Parece que ha quedado claro que el PP era una matrioshka que al abrirse nos ha mostrado las trillizas que llevaba dentro desde siempre: la pequeña, rebelde heredera de los orígenes y las esencias, siempre ha estado ahí, amordazada por sus hermanas mayores, algo mas de dos millones entre franquistas sociológicos de toda la vida, y neos de varios catecismos; las otras dos hermanas nacieron a la par, ocupan el mismo espacio de ocho millones de votos que comparten por mitades y llevan jugando a los relevos desde que Fraga rompió la carta al grito de "Ni tutela, ni tu tías", la hermana liberal corría en campaña y la conservadora en el gobierno, ahora han partido peras y va cada hermana por su lado hasta que algún faro de Occidente reinvente la CEDA.

El PP entra en bancarrota, veremos como lo salva, o no: va a ser un espectáculo. El Marqués de Galapagar, como consecuencia de la socialización de sus decisiones privadas ha jibarizado los insuficientes 71 escaños del 2016 alcanzando el 42 en la cota de descenso, siendo imposible saber cuantos corresponderían al PCE de Carrillo, que en su momento y con su hoz, su martillo y su Comité Central, llegó a tener 23 diputados, algo que ni siguiera Anguita, escondiendo los símbolos, consiguiera con sus 21 del 96: los de la pinza. De los bebedores de cava de Pedralbes y de su mano de obra y carne de presidio charnega y sonriente no vamos a hablar en esta columna: han sacado lo suyo, a huevo se lo han puesto.

Lo que nadie duda, es que El Bello que vino de entre los muertos ha ganado y va a gobernar en solitario o no, ya veremos. Ahora la presión se la van a llevar otros. Al final el PSOE de Pdr Schz ha quedado por encima del peor resultado de Espalda Plateada y por encima de mejor y único resultado de Rubalcaba. En Andalucía es muy significativo el hecho de que hayan recuperado medio millón de votos en apenas unos meses, tan significativo, que significa que medio millón de votantes que no votaron a Susana, han votado a Pdr Schz. No vamos a decir que haya medio millón de personas en Andalucía (o en el universo) que no quieran a Susana Díaz, sería mucho decir. Pero parece claro, a la vista de la confianza depositada por el electorado en el líder madrileño, que Ferraz tiene que rematar la faena para abrir un tiempo nuevo en la política andaluza.

Y hablando de tiempos nuevos y novedades me acabo de enterar de que la muy honrable MP Fiona Onasanya ha sido relevada de la Casa de los Comunes por sus electores. De muy Honorable a Renegada en un proceso, instituido en 2015, que consiste en recoger un 10% de las firmas del censo y a la calle su señoría. En Córdoba podríamos despacharlos a razón de 48.000 firmas. Que cosa más bonita. ¿Se imaginan?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios