EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

¿Derogación íntegra?

"Por muy solemne que se ponga, y se adobe con citas del mismísimo Justiniano, su crédito jurídico es nulo"

Dizque por mor de un histórico, polémico y desconcertante "pacto" -que suscriben el PSOE, Unidas Podemos y Bildu-, la reforma laboral de 2012 tiene los días contados, por "derogación" de la misma. El dicho "pacto" está tocado de falta de unidad de criterios. Incluso entre quienes la promovieron. La dicha "cualidad" no precisa ser probada: Es de dominio público. Pero, como si de una especie en peligro de extinción se tratara, ahora l cuenta poco. O no cuenta. Lo que sí "cuenta" -y mucho- es lo que dijo un individuo llamado Pablo Iglesias, alias El Coletas, Vicepresidente y Ministro: Sostiene que el "pacto" en cuestión ha nacido para ser rigurosamente cumplido. Apoya su criterio en el aforismo "Pacta sunt servanda". Según él, "los pactos están para cumplirse".

Queda por ver si, por virtud del "Pacta servanda…" que el dicho político invoca, resulta obligado el cumplimiento de alguna obligación. A juicio de Las Tendillas, la aplicación del dicho "Pacta" no implica "cumplir" obligación alguna. Porque lo… "pactado" es -única y expresamente- "servanda", del verbo latino servare, que significa guardar, proteger, conservar. No el… "cumplir" que se pretende endonar a "servanda".

En todo caso, la… "derogación" que motiva esta opinión es competencia exclusiva del Parlamento. Pero éste no ha suscrito "Pacta servanda…" alguno. En consecuencia -y a juicio de Las Tendillas- al dicho "Pacta" solo le es de aplicación postulado del siguiente tenor: "Impossibilium nulla obligatio est". "Es nula la obligación de cosas imposibles" (Celso: Digesto 50, 17, 185). Y creemos aplicable dicho principio dada la imposibilidad guardar, proteger, conservar obligaciones… inexistentes.

Ouséase: La posibilidad "derogar íntegramente" la reforma laboral solo existe en la enfermiza mente del susodicho personaje.

Por otra parte, debemos reconocer -y reconocemos- que las… conclusiones del autor de esta "opinión" carecen de "originalidad": Antes de que esta crítica fuera publicada, otros muchos escritores de talla intelectual y profesional fuera de lo corriente comentaron, públicamente, algunas ocurrencias del político en cuestión. Por citar un solo ejemplo, hace tan sólo unos días, el famoso, honrado y respetado escritor y magistrado en excedencia don Javier Gómez de Liaño aludía al susodicho político en los términos siguientes: "Por muy solemne que se ponga, y se adobe con citas del mismísimo Justiniano, su crédito jurídico es nulo".

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios