No hay cosa que más me irrite que ese punto del ya lo decía yo, sobre todo cuando era yo el que lo decía. Sobre la energía, decíamos ayer: "Lo que pasa es que el inexorable nacimiento de redes distribuidas -no centralizadas- de prosumidores de energía, que tiene como primera e imparable consecuencia que la factura de la luz le salga a devolver, primero, a los que producen, y segundo a todos los demás, le viene a joder el ascua, primero, a los mamíferos del monopolio, y segundo, a los petrolíferos que nos han demostrado que aunque no se puede comprar una brújula moral, se puede comprar a todo un presidente […]. En vez de tanto prohibir, permitan la libre producción, circulación y consumo de energía. Respecto a lo de los motores de combustión, genera menos basura eliminar la Red Eléctrica Española, que la flota de automóviles. Hay tecnología de sobra para adaptarlos al hidrógeno".

Decíamos ayer: "Xi sabe que el poder está en las redes, y se ha lanzado a establecer conexiones a nivel global: grandes infraestructuras de transporte, comunicaciones, energía, agua y producción agroalimentaria que permitan alimentar su mercado interior en las próximas décadas".

Decíamos ayer: "Soberanía energética: las sociedades no dependientes de energía ajena van a salir mejor de todo esto, no importa si son democracias o tiranías, naciones o tribus, ciudades estado o confederaciones de municipios".

Decíamos ayer: "[…] dinero […] para generar energía limpia y muy barata para las empresas españolas, financiada sin coste por la banca […] ha quedado claro que las energéticas y la banca española son las peores de Occidente y no les falta responsabilidad en todos y cada uno de nuestros desastres: ahora que llega el momento de crear PIB en cantidad, reducir al mínimo la factura energética del sector productivo y devolver lo prestado es el mínimo servicio al país que se espera de ambos sectores, siempre considerados estratégicos y demasiado grandes para caer. Cuando es el país lo que está en caída libre ya no hay nada demasiado grande. Podría parecer una locura, pero geoestratégicamente las naciones no dependientes de energía y con banco central propio nos llevan un par de cuerpos de ventaja".

Decíamos ayer: "El sol sale para todos. El viento sopla para todos. La energía es ubicua. Y se puede producir allí donde se consume. Hay tecnología para que eso suceda. Energía y tecnología de sobra."

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios