En el tejado

F.J. Cantador

fcantador@eldiadecordoba.com

Cantera cofrade

El pasado mes de noviembre informé a modo de crónica de la bendición de una talla de Antonio Bernal que llegaba para engrandecer la Semana Santa de Córdoba en general y la de Belalcázar en particular, la imagen de Nuestro Padre Jesús de la Misericordia Amarrado a la Columna, de la Cofradía de la Santa Vera Cruz de esa localidad de Los Pedroches. Cada municipio cordobés tiene una Semana Santa distinta a las del resto de la provincia y una de las singularidades, como contaba en esa crónica, de la Semana Mayor belalcazareña es que hasta la llegada de esta nueva imagen sus estaciones de penitencia salían en el orden cronológico de la Pasión -con una salvedad que se me olvidó y que hoy quiero recordar porque quienes la hacen posible, los niños, se lo merecen-. En Belalcázar primero sale La Borriquita -de la Hermandad del Nazareno- el Domingo de Ramos; procesión a la que siguen las de Jesús Orando en el Huerto -de la Hermandad de la Salvación- en la noche del Jueves Santo; Jesús Nazareno -el Cristo con la cruz a cuestas de la Hermandad del Nazareno- en la Madrugada del Viernes Santo-; Jesús de la Salvación -un crucificado de la cofradía del mismo nombre- en la mañana del Viernes Santo; La Piedad -la Virgen con Jesús muerto en sus brazos, de la Vera Cruz- que sale a la calle tras la de la Salvación; y el Santo Entierro -en la que procesionan tres hermandades locales- en la noche del Viernes Santo.

Contaba entonces que Nuestro Padre Jesús de la Misericordia Amarrado a la Columna iba a hacer historia el Miércoles Santo de 2019 al salir por primera vez en estación de penitencia y que esa salida supondría romper ese orden cronológico que desde hace muchos años llevan protagonizando las cofradías del Nazareno, la Salvación y la Santa Vera Cruz. Pero olvidé que también la Semana Santa de Belalcázar cuenta desde hace unos años con una cofradía en la que los protagonistas son los niños. Se trata de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Cautivo, que el pasado 2017 incorporó una segunda imagen, la de Nuestra Señora de la Humildad. Fue el 21 de enero del 2011 cuando en esa localidad de Los Pedroches se decidió crear una Agrupación Infantil-Juvenil de Semana Santa. El Martes Santo de ese mismo año, desde el convento de los Padres Franciscanos, realizó su primera estación penitencial. En aquella ocasión, más de un centenar de pequeños procesionaron con una cruz desnuda y una imagen del Cristo de Medinaceli de escasos 30 centímetros. Les acompañó la Agrupación Musical Infantil San Roque. Poco a poco, la hermandad ha ido creciendo sin prisas, pero sin pausas. Su hermano mayor, Juan José Vioque, tiene mucha culpa de que sea una bendita realidad esa cofradía que es un ejemplo de las otras muchas de ese tipo que hay repartidas por la provincia y que son verdaderas canteras cofrades.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios