Editorial

Un AVE adecuado en tiempo de crisis

EL Ministerio de Fomento ha introducido en el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2015 la que puede ser una solución alternativa a la prevista, y paralizada, para acortar la distancia ferroviaria entre Sevilla, Málaga y Granada. Dentro de las inversiones de la empresa Adif en la provincia de Córdoba, los presupuestos recogen un proyecto de conexión de las tres capitales a partir de Almodóvar del Río, en la provincia cordobesa. Una vez materializada esta obra, Sevilla y Málaga quedarían unidas por la alta velocidad en apenas una hora y diez minutos, tres cuartos de hora menos que en el tránsito actual, que obliga a pasar previamente por Córdoba capital. La ejecución de una obra de siete kilómetros a la altura de Almodóvar evitaría un trayecto de 47 y daría sentido a una línea por la que la capital andaluza y la capital costasoleña estarían enlazadas por un AVE cada hora. Asimismo, la nueva estructura ferroviaria permitirá viajar entre Sevilla y Granada en hora y media, una mejora espectacular con respecto a la red actual, en la que se necesita una media de tres horas en el tren convencional y más de dos horas en el AVE tal y como está construido, con la estación intermedia de Córdoba. Fomento ha incluido en el presupuesto de 2015 una partida de 400.000 euros para iniciar las obras en Córdoba, aunque el coste final de la nueva comunicación se calcula en torno a los 48,5 millones. Esta operación es claramente contradictoria con el modelo que diseñó años atrás la Junta de Andalucía, cuyo ambicioso objetivo era construir un eje ferroviario transversal que vertebraría toda la comunidad autónoma a través de la Alta Velocidad. Su impedimento esencial es el coste: 1.300 millones de euros, de los que se han invertido ya 280 millones, en la ejecución de una plataforma que ha tenido que ser abandonada y a la que se busca una utilidad alternativa, hasta ahora no encontrada. La solución ideada por el Gobierno, aunque más modesta, se adapta mejor a los tiempos de crisis y merma de los recursos públicos que todavía no han sido superados. De hecho, la Consejería de Fomento, en manos de IU, ha reconocido que la iniciativa del Ministerio es positiva. Así será contemplada, además, por la opinión pública, plenamente consciente de que en la situación generada por la crisis no son viables muchos proyectos de mejora de las infraestructuras que deben ser sustituidos por intervenciones más asumibles presupuestariamente y que cumplan, en todo caso, la finalidad de unir a las poblaciones andaluzas y permitir el tráfico de personas con rapidez, comodidad y coste no excesivo. Es un AVE para los tiempos, ya demasiado largos, de crisis.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios