Jornada de ascensos en los principales índices asiáticos y plana en el resto a pesar de que el PMI del sector manufacturero de China mostrase nuevos signos de ralentización, situándose en 50,5 puntos desde 50,9 en mayo. Los inversores se mostraron pendientes de conocer esta semana diversos indicadores a nivel global (PMIs, ISM, variación de nóminas agrícolas, ventas minoristas, pedidos de fábrica o balanza comercial). Junto a las actas de la última reunión de la Fed, podrán dar pistas sobre si el endurecimiento de la política monetaria ya anunciado es suficientemente y la esperada subida de tipos de 25 puntos básicos para antes de final de año pudiera ser la última del actual ciclo de subidas. Ayer, el PMI manufacturero de la Eurozona retrocedió respecto a mayo hasta 43,4 puntos, continuando en zona de contracción y con solo Francia avanzando ligeramente entre las principales economías. En el caso de EEUU, retrocedió en junio 2,1 puntos hasta 46,3.

En este contexto, el Eurostoxx 50 se mantuvo plano y el Íbex 35 continuó por encima de 9.600 puntos, destacando el buen comportamiento del sector bancario. En Italia, el FTSE MIB alcanzó su nivel más alto desde mediados de 2008, destacando la subida en Generali tras conocerse que el regulador de seguros de Italia autorizó a un importante inversor, Delfin, a elevar su participación por encima del 10%.

Por su parte, el fabricante de coches eléctricos Tesla volvió a subir, gracias a sus entregas récord en el segundo trimestre, un 83% más que el año anterior.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios