Análisis

francisco andrés gallardo

Revanchismo

Primero la querían cerrar y después empequeñecieron la boca porque les rebosaban de tiempo y presencia. Les han llegado a montar una programación con misas folclóricas, programas de caballos y una temporada de toros que de no ser por la pandemia tenían ya listas incluso corridas con esquís. Pero nunca será suficiente. La revancha. Quieren arrasar a un enemigo que no existe.

La siguiente operación es destruir la RTVA en diferido, por control remoto, estrangulando las cuentas, tutelando unos contenidos para que los vea cada vez menos público, exigiendo cancelaciones, viendo afrentas donde no las hay y desmotivando lo que se pueda a una maltratada plantilla enfrentada. Vox conseguirá su propósito porque les van a dejar, igual que el PSOE permite las tropelías de Podemos en Madrid.

Cuando ahora resulta que tras la patada a Trump el mundo empieza a mentalizarse de que los populismos y extremismos sólo traen polarizaciones y conflictos innecesarios, aquí permitimos que el sistema educativo salte por los aires o que los portavoces adquieran modos intolerables. Si los políticos lo ganan bastante bien es, entre otras razones, para ser modelos de la sociedad: para quienes les votaron y para los que no.

Como un revanchismo más contra el pasado, Canal Sur se ha instalado en la diana como el rescoldo de un tiempo que hay que borrar hasta el exterminio.

La cadena de los andaluces forma parte de su identidad, es un material sensible y valioso. Lo que desearíamos los andaluces (al menos los andaluces con ponderación) es contar con un medio público con el que nos identificáramos y sintamos reflejados en él. Si se pensara en el contribuyente (un persona que paga y exige) y no en el simpatizante, las cosas mejorarían bastante en nuestras cadenas públicas, donde no tendrían cabida los Jesús Cintora que se creen que somos bobos y maleables. Canal Sur sigue siendo, aún, la mejor tarjeta de visita que tiene Andalucía. Pisotearla y ningunearla no es buena idea.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios