Este año, para quien lo pueda aprovechar y pedirse el día, claro, que no todo el mundo puede, el puente ha caído de lujo, que vaya tela la cantidad de festivos que han caído juntos, una barbaridad. Y eso que otra vez han empezado los contagios a subir y hasta dicen que ya están cancelando viajes, pero esperemos que la cosa no vaya a más.

Pero antes de nada, como ustedes se pueden imaginar, hay que hablar de nuestro equipo, que menudo partidazo se marcó contra el Sevilla en la Copa, que tuvo que emplearse a fondo y sacar a todos los titulares para ganar el partido. Y además en la prórroga, que hasta estuvimos a punto de darles un disgusto. Cuando se pierde así no hay que poner un pero ni criticar nada, las cosas como son. Vaya partidazo de todo el equipo, y especialmente de Felipe Ramos, el portero, que vaya lo que paró el chaval toda la noche. Una cosa. También fue muy bonito el homenaje a Reyes, a pesar de la cara del presidente del Sevilla, que parecía que estaba comiendo limones, que jugó en los dos equipos y aquí jugo de lujo, que se hartó de colar goles y de hacerlo bonito. La verdad es que fue un miércoles bonito, una buena entrada de mes, que ya estamos en diciembre. Y la noche de antes, el martes, el Córdoba Futsal goleó en Cataluña y ha pasado a la siguiente ronda de la Copa. O sea, que no se ha dado malamente esta semana, que hemos tenido algunas cosas agradables. Y es que hay derrotas que saben menos amargas que otras, esa es la verdad.

A muchos padres les ha pillado descolocados lo del martes, que los chavales no tienen colegio, y es que se dice pronto que hasta el jueves no vuelven al cole, y lo han comentado mucho en el barrio. Los nenes, que todos hemos sido, no piensan lo mismo, claro. Este puente está muy bien para montar el Belén, como dice la tradición, aunque ya no es como cuando yo era un nene y subíamos a la sierra a coger de todo. Y es normal que no pase, que ya somos demasiados y si todos lo hiciéramos nos quedaríamos sin sierra, que a punto hemos estado.

En fin, que ya han empezado las fiestas, con su alumbrado y todo, que anda que no se junta gente en Cruz Conde, o como se llame ahora, para verlo. Tiempo de Navidad, que también es tiempo de recordar, y de puentear, como hacemos ahora, aunque no tengo yo claro si ese verbo existe o me lo acabo de inventar. Lo que sea, pero que todo el mundo me entiende, que es de lo que se trata. Y hasta el domingo que viene.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios