Análisis

la gloria de san agustín

Planes

Aunque los hay muy previsores, que hay quien en enero ya sabe lo que va a hacer en agosto, de verdad, que sé que hay gente así, yo conozco a pocas, la verdad, pero las hay, lo normal es que ahora se estén haciendo los planes para el mes de agosto, que está a la vuelta de la esquina, que cuando nos queramos enterar ya lo tenemos encima y hasta acabado, porque al final todo acaba, lo queramos o no.

Como ustedes sabrán por otras veces, mi plan es que no hay plan, o que no hay plan hasta última hora, y que cualquier plan me vale y lo disfruto siempre que sea un plan que no necesite de dinero, porque todos los planes que necesiten dinero no me valen, y ya me gustaría, pero es que la realidad manda, y la realidad es que la huchaca está más vacía que un botijo al sol, que no hay nada, ni un piquillo. Partiendo de eso, todo me vale, sin problema, que yo soy como la plastilina y a todo me adapto y todo me vale bien, y hasta más, que eso lo sabe todo el mundo. Hace dos veranos tuvimos un plan de lujo en Benalmádena, muy cerca de Fuengirola, que hasta nos vinimos con un dinerillo, porque estuvimos de faena en el apartamento de un amigo del barrio, pero de momento nadie nos ha llamado para nada, que la cosa está parada. Yo sé que eso es difícil que vuelva a pasar, está claro, pero yo no descarto nada, que mi vida está llena de casualidades y carambolas de todo tipo y ya nada me sorprende, aunque me siga sorprendiendo por todo, o por casi todo, que yo creo que eso no es bueno perderlo.

Soraya sí tiene su plan, con una prima suya de Madrid, quiere ir a hacer el Camino de Santiago. La verdad es que tiene que ser bonito, eso no lo pongo yo en cuestión, faltaría más, pero a mí no me atrae lo más mínimo. Primero porque eso está muy lejos de mi Córdoba bendita, segundo porque son muchos días, tercero porque hay que andar tela marinera, y si yo acabé mal yendo a Santo Domingo, eso no me lo quiero ni imaginar, y cuarto porque hay que dormir donde se pille, y yo para eso soy tela de puñetero, que yo no duermo en cualquier sitio, y como me conozco, pues eso, que mejor las dejo solas, que lo van a disfrutar más. Me da pena porque no la voy a ver en un tiempo, pero a lo mejor nos viene hasta bien y a la vuelta, en septiembre, ya sabemos lo que somos, y que ninguno de los dos sabemos, aunque suene raro. En fin, que estamos de planes, que también se disfruta imaginando planes, aunque luego no salgan o salgan de otra manera. Mientras no salgan torcidos, pues eso.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios