A lo mejor me paso de lanzado, pero yo soy de los que piensan que ya tenemos que volver a la normalidad, dentro de unas limitaciones, eso por supuesto. Pero que es ya hora de hacer casi las mismas cosas que hemos hecho siempre, con nuestras mascarillas y nuestra distancia, pero haciéndolas de nuevo.

A lo mejor me arrepiento de haber dicho esto dentro de unos meses, quién sabe, pero ahora lo tengo más claro que el agua. Tenemos que empezar a volver a hacer las cosas como las hacíamos antes, con toda la precaución, con nuestra mascarilla cuando nos juntemos, pero haciéndolas. Porque lo que no podemos hacer es esperar a que el bicho se vaya, porque el bicho, de momento, no se va a ir. Lo más seguro es que se quede con nosotros, como se quedó la gripe o la varicela, vaya, nos ha tocado, sí, pero por eso no vamos a estar amargados y encerrados toda la vida, y así hay que entenderlo, y ya está. Porque nos hemos vacunado por algo, me parece a mí, porque si vamos a seguir igual que antes de la vacuna, pues menudo negocio hemos hecho, con el mal rato que han pasado algunos. Yo no, precisamente, lo reconozco, que ni me enteré, que a veces hasta he llegado a pensar que se han confundido conmigo y me han puesto la vacuna de otra cosa o me han puesto agua, cualquiera sabe. Espero haberme explicado con lo que he dicho, que tampoco quiero yo que se me entienda otra cosa que no quiero decir, que esto es más serio que la mar y no es para andar a medias tintas.

El que no ha empezado a medias tintas es nuestro Córdoba, que también ha ganado el segundo partido y jugando más que respetablemente, que tiene sus buenas cosas y todo. Pero digo lo mismo que tras el primer partido, que no nos volvamos locos y que tengamos en cuenta en la división en la que estamos, que no se nos nuble la vista, que todavía nos queda mucho para celebrar algo, lo que sea.

De momento sí podemos celebrar que vamos a tener unos cuantos días de Patios en unas semanas, que también es bueno que pase, que eso atrae a mucha gente y si la gente viene a nuestra Córdoba bendita eso es dinerito y eso es empleo y eso es bueno para todo, y yo creo que no tengo que explicar nada más. En fin, que debemos entender el regreso a la normalidad como una buena noticia y conseguir entre todos que no se convierta en una mala noticia, porque no nos hemos comportado como tenemos que hacerlo: con responsabilidad.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios