EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Análisis

Dr. bartolomé beltrán

Ejercicio, sueño y alimentación

Hay que acabar con los estigmas de la enfermedad y buscar nuevas estrategias

España es el segundo país de Europa que tiene problemas de sobrepeso o es obesa. De hecho la OMS considera la obesidad una epidemia mundial que causa la muerte de 2,8 millones de personas cada año. El problema es que tiene la opinión de que la obesidad es un problema meramente estético y no la identifican como una enfermedad.

Bajo el lema 'Stop discriminación, la obesidad también es una enfermedad', la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), la del Estudio de la Obesidad (Seedoo) y la de Médicos de Atención Primaria (Semergen), reclaman que reciba la misma atención que otras patologías ya que, si se trata, mejoran muchos otros problemas de salud e, incluso, algunos revierten. Según sus portavoces es necesario formar a los profesionales sanitarios, así como a los pacientes con obesidad y a la sociedad e implicar también a las autoridades sanitarias para acabar con los estigmas de esta enfermedad y contribuir a impulsar nuevas estrategias para frenar su crecimiento.

Para la doctora Susana Monereo, Endocrina del Hospital de Getafe y Secretaria de la Seedo, la educación desde la infancia en los hábitos de vida saludables es muy importante, del mismo modo que la concienciación de que es una enfermedad en la población general. "También es necesario dar a los pacientes con obesidad la oportunidad de controlar su enfermedad con fármacos al igual que en otras enfermedades crónicas", afirma la experta.

Hay que poner especial interés en la infancia, ya que los niños obesos y con sobrepeso tienden a seguir siéndolo en la edad adulta si no se modifican los hábitos a tiempo, y con ello tienen más probabilidades de padecer a edades más tempranas patologías como las enfermedades cardiovasculares, la diabetes o el síndrome metabólico.

Una de las últimas iniciativas que ha surgido para abordar este problema desde la infancia es "InfaSen, infancia con sentido", una estrategia divulgativa puesta en marcha por los hospitales Fundación Jiménez Díaz, Rey Juan Carlos, Infanta Elena y General de Villalba, para prevenir la obesidad en este grupo poblacional. El Dr. Leandro Soriano, jefe de Pediatría de la Fundación Jiménez Díaz, recuerda que no hay ningún tratamiento médico aprobado para menores de 18 años para la obesidad, aunque sí para sus comorbilidades, lo que centra la estrategia en la promoción de hábitos de vida saludables y en la mejora de la escasa conciencia de enfermedad que existe en torno a ella.

Para los expertos se debe poner atención en tres focos: al papel que juega el ejercicio físico en la prevención de la obesidad, aprender a comer desde la infancia y una buena higiene del sueño. Y es que según afirma la Dra. Teresa Gavela, coordinadora del proyecto, existen numerosos estudios que avalan la relación de la obesidad con la alteración del patrón del sueño y con la cronodisrupción. Por ello el sueño y la alteración de los ritmos circadianos, son el primer ámbito de prevención de la obesidad de la estrategia InfaSen. Es lo que hay. Seguro.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios