EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Análisis

josé Martínez Olmos

Coronavirus y economía

China exhibe una enorme fortaleza para atender el problema

En la actual alerta sanitaria internacional por el nuevo coronavirus Covid-19 cuyo origen se ha determinado en China, estamos asistiendo al conjunto de situaciones que son características de las alertas sanitarias originadas por una nueva causa; en este caso, un nuevo coronavirus. Así, se hace imprescindible en estas situaciones monitorizar caso a caso la evolución de la enfermedad que, aunque esté causada por un virus de la misma familia de virus de las que ya se conocen muchos de los aspectos clínicos, puede conllevar dinámicas de evolución clínica diferentes.

La atención sanitaria a los pacientes y el análisis microbiólogico y genético del nuevo microorganismo causante de la enfermedad. En este caso, China está exhibiendo un enorme esfuerzo y una priorización de sus servicios sanitarios para atender a las decenas de miles de personas afectadas por el Covid-19, lo que les permite también estudiar de cerca las características de este nuevo virus y las consecuencias clínicas en las personas afectadas e, incluso, la respuesta a las terapias que se están aplicando. Todo ello genera nuevas evidencias que deben ser puestas a disposición de la comunidad científica internacional.

Pero en estas alertas también juegan un papel relevante las acciones y las recomendaciones que la Organización Mundial de la Salud (OMS) vaya emitiendo para que el resto de sistemas sanitarios actúen con eficacia en la prevención, en la detección precoz de los casos y en la asistencia sanitaria de los eventuales pacientes que puedan infectarse de este nuevo coronavirus.

Pero quizás lo más llamativo se refiere a las medidas de cuarentena y de control de la movilidad de las personas. En este caso, China ha decidido restringir los movimientos de millones de ciudadanos para tratar de contener la expansión del coronavirus. Las consecuencias de estas decisiones no se refieren sólo al campo de la salud sino que, también, se refieren al campo de la economía. Así, el coronavirus Covid-19 ya está teniendo un impacto en la economía de China y, en consecuencia, en la economía mundial. En España ya hemos notado estas consecuencias económicas a propósito de la suspensión del Mobile World Congress de Barcelona con un impacto estimado de unos 500 millones de euros y varios miles de empleos. Cierre de fronteras en Rusia hacia China, prohibición de atracar y hacer puerto a cruceros en determinados países son también algunas de las medidas que se han podido observar en esta alerta sanitaria por el coronavirus. Medidas todas ellas que generan el debate público sobre su proporcionalidad y su justificación y que, por su trascendencia, deben ser evaluadas para esta y para futuras alertas.

Es por eso que las decisiones de esta naturaleza deben estar muy bien fundamentadas. Y es por eso que cobra importancia vital el trabajo de los profesionales de la salud pública y de la medicina preventiva cuyos conocimientos técnicos y científicos son imprescindibles para alquilar bien las respuestas gubernamentales.

De nuevo se ponen de manifiesto cuestiones de gran trascendencia que sólo pueden afrontarse eficazmente con sistemas sanitarios fuertes en los que tengan tanta prioridad los aspectos asistenciales como los aspectos de protección de la salud. En ambos campos, con profesionales cualificados y reconocidos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios