EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

La Bolsa española bajó ayer el 1,74% y perdió el nivel de los 6.700 puntos perjudicada por diversos factores, como la extensión del parón de la actividad a otros sectores productivos en España para contener al coronavirus o la recomendación del Banco Central Europeo (BCE) de suspender el pago del dividendo a los bancos, según datos del mercado.

El Íbex 35 descendió 118 puntos, el 1,74%, hasta 6659,9 puntos.

En el año, el selectivo acumula un retroceso del 30,26% y en marzo, que podría acabar mañana como el peor mes de su historia, el 23,65%.

Por el contrario, el resto de las grandes plazas de Europa subieron: Fráncfort, el 1,9%; Londres, el 0,97%; París, el 0,62%; y Milán, el 0,3%.

La Bolsa española comenzó la sesión con pérdidas moderadas, alrededor del 1,5%, en las que influía el descenso de Wall Street del pasado viernes y de las plazas asiáticas, en este último caso a pesar de las medidas de liquidez adoptadas en China por su banco central.

De este modo, Tokio bajó el 1,57%; Hong Kong, el 1,32%; y Shanghái, el 0,9%.

La Bolsa se iba poco después a los mínimos del día con una bajada del 4% que le acercaba a 6.500 puntos.

Más tarde, el Íbex reducía su caída y rondó el resto de la jornada busátil entre 6.700 y 6.600 puntos, donde se quedó.

Finalmente, las subidas de Wall Street permitían estabilizar la caída del parqué español al término de su sesión.

La rentabilidad de la deuda española subió al 0,57%, con la prima de riesgo en el nivel de los 110 puntos básicos.

Mientras que la cotización del euro bajó a 1,103 dólares.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios