La voz de Felipe González aún sigue parando a la audiencia para escucharle. En las redes se despiertan sus detractores, porque en España la memoria histórica sólo funciona a rachas y porque la memoria histórica suele limitarse al rencor interesado. Al escuchar a Felipe González y al percibir que a sus 79 años sigue siendo la figura con carisma e influencia por convicción se entiende que el PSOE tuviera una segunda oportunidad tras la Guerra Civil y ese mismo partido estuviera casi 40 años dominando Andalucía. Por inercia de él.

Los socialistas le deben al sevillano lo que su partido aún es pero tal vez por eso se le tiene un resquemor inaudito, como mostró en su momento Adriana Lastra. Y por eso en la derecha se le tiene más consideración hacia esta figura indiscutible para que la transición funcionara un minuto después de su puesta en marcha. Dejó la presidencia hace 25 años y ya entonces se prometió que no volvería a tener una responsabilidad institucional, pese a que tenía, y tiene, cuerda para gestionar y tratar. Sobre aquella lamentable intervención de Lastra de orillar a los veteranos socialistas, su ex presidente le recomendó preguntar a Joe Biden.

Pese a toda la competencia, la final de la Europa League y las ganas de terraza en este mayo menos triste, El Hormiguero tuvo 3,4 millones de espectadores y un 20,8% de cuota el miércoles: porque había ganas de escuchar. Y el programa, por fortuna y por un invitado realmente interesante, consistió en eso, una charla distendida y untuosa sobre cómo el líder de "por el cambio" contempla a esta España fragmentada y polarizada donde casi todos los cambios son a peor.

Pero Sánchez no lo quiere ni ver para no oírle decir que está en contral del indulto. F.G. maneja la sensatez política que se echa tanto en falta. Lamentó que "nos quieren obligar a ser los nietos de la guerra civil en lugar de los hijos de la democracia". No va a influir, pero se muestra disponible para quien lo necesite. Un despilfarro más es no tenerle en cuenta.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios