Análisis

la gloria de san agustín

Lo que tenga que ser

Ya saben ustedes como soy yo con las cosas de mi Córdoba bendita, que hasta el más pequeño detalle me ilusiona como si fuera un niño, porque eso es así, pues sin embargo no se vayan a creer ustedes que el anuncio de que va a haber Patios me ha hecho mucha ilusión, precisamente. Y no sé cómo explicarlo.

Vamos a ver, es que estando como estamos, que ahora estamos mejor, pero hace quince días estábamos peor que nunca, como que todo me parece de poca importancia, hasta que no tengamos esto medianamente superado, y no sé si me estoy explicando como debiera, que ya saben ustedes que de palabras estoy más justo que de dinero, que ya es decir. Y es que mientras no podamos juntarnos como siempre, darle un abrazo a mis amigos, o un beso a mi hermana o a Soraya, hacer las cosas de siempre, como que lo otro, aunque pueda ser bueno, como que me importa menos. Porque yo creo que no lo voy a poder disfrutar como siempre, que entrar a un Patio a dos metros de otra persona, con mascarilla y tras haberme mirado para ver si tengo fiebre, como que no es el sueño de mi vida, y no sé si me explico como debiera. Y que por supuesto que prefiero que haya Patios a que no haya, que eso nadie lo dude, que por lo menos se pueden disfrutar de esa manera, aunque sea, pero que no es un tema tan importante en este momento. Que otro año me dicen que no va a haber Patios y me da un chungo, pero que este año a lo mejor lo habría entendido, por decirlo de alguna manera.

Una cosa que me ha encantado de la pasada semana ha sido el cumpleaños de Ginés Liébana, que 100 años ha cumplido, nada más y nada menos, que se dice pronto. Yo con ese hombre es que me he encontrado un montón de veces, con eso de que era amigo del poeta, de Pablo García Baena, el de la calle Parras, y me he parado a hablar un montón de veces. Y no puede ser más divertido y más buena persona, que nadie diría los años que tiene, porque se mantiene como si fuera un chaval. Lo que yo les diga, que de cabeza no es que ande bien, mejor, que se acuerda de hasta cosas que hizo siendo un chaval. Me parece muy bien lo que han hecho, que los homenajes hay que hacerlos en vida, aunque yo creo que Liébana se merece mucho más, que es una eminencia y lo conocen en todos lados, que sus ángeles están en muchas casas. En fin, que de vez en cuando también hay buenas noticias, y la de Ginés Liébana lo es y deseando estoy de volver a verlo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios