escena

Los personajes de Shakespeare se rebelan

  • El Palacio de Viana se llena de teatro los fines de semana de julio con un ciclo que incluye cuatro obras que revisan a grandes clásicos haciendo una adaptación a la actualidad

Un encuentro entre los personajes de Ofelia y Hamlet. Un encuentro entre los personajes de Ofelia y Hamlet.

Un encuentro entre los personajes de Ofelia y Hamlet. / REPORTAJE GRÁFICO: Juan ayala

El Palacio de Viana se llena de teatro los viernes y sábados de julio con un ciclo que revisa obras y autores clásicos y los acerca a la actualidad, como ocurre con Clásicas envidiosas, la segunda de estas representaciones, que se celebró el pasado fin de semana.

En la obra, escrita por Chema Rodríguez Calderón e interpretada por cinco actores de la compañía La Vidriera Teatro, los personajes se enfrentan a su autor, Shakespeare. Se trata de una crítica a los textos del dramaturgo inglés y destaca cómo en la época isabelina no se permitía actuar a la mujer y los personajes femeninos eran encarnados por hombres. Por las escenas pasan Ofelia, Lady Macbeth, Hamlet, Julieta y Romeo; todos se rebelan en contra de su destino pero, a la vez, en un delirante ir y venir, serán actores y personajes con sus devaneos con los textos clásicos y sus enredos cotidianos como personas. Locas peripecias para un delirante y divertido juego escénico casi rayando una comedia de lo absurdo.

El estreno que presentó La Vidriera Teatro completó el aforo del Patio de Columnas

La historia que se pudo ver el pasado fin de semana en Viana comienza durante el ensayo general de Hamlet, durante el tercer acto, escena primera de esta conocida obra. En esta escena que lleva años interpretándose, algo no va bien. Ofelia se rebela y rechaza la idea de suicidarse. La princesa está cansada de su papel pasivo de dama frágil y mujer desequilibrada, por lo que decide que quiere vivir y disfrutar de la vida. A partir de aquí los acontecimientos y situaciones serán cada vez más locos.

La obra hace un homenaje al cabaret, la zarzuela y los cuplés con picantes número musicales. Un total de seis actuaciones completan el montaje, que ofrece un toque surrealista y humorístico ante los ojos del público. Un ejemplo de estas coreografías es la de Valiente, de Pimpinela, encarnada por Hamlet y Ofelia.

La obra, con una duración de hora y 50 minutos, es interpretada por Gonzalo Cortés, Francis Cubero, José Ruiz, Rafael Serena y José Quero. Dentro del equipo técnico participan el director de la obra, Vicente Úbeda, la coreógrafa Yumi Ruiz y la ayudante de dirección Mamen Rey.

Cortés, que lleva tres años y medio en la compañía, cuenta que la obra se ha ensayado durante un mes y medio. El pasado viernes fue el estreno ante un Palacio de Viana repleto de asistentes: "ha sido un estreno fantástico, se quedó mucha gente fuera" relata González.

Esta es una de las cuatro representaciones que ofrece el Palacio de Viana, organizadas por la Fundación Cajasur, en un ciclo que se repite año tras año y que lleva las artes escénicas hasta el Patio de Columnas del monumento los viernes y sábados de julio. Las entradas se pueden adquirir en taquilla y a través de la web www.palaciodeviana.com. Incluso los más rezagados podrán comprarlas el mismo día de la obra (si aún quedan localidades). Su precio es de ocho euros, que se quedan en seis para los clientes de Cajasur y del Grupo Kutxabank.

Constanza, dos historias de Cervantes será la próxima obra que se representará, mañana día 20 y el sábado 21. El broche final a este mes teatral lo pondrá Las Troyanas, el 27 y 28 de julio. Estas obras han sido muy aclamadas por el público, que puede disfrutar de un rato agradable al aire libre mientras consume cultura, un planazo de verano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios