Cierre del encuentro

Los libreros aumentan sus ventas y piden una mayor apuesta por la cita

  • El sector cree que "hay que buscar nombres que hagan atractiva" la programación al público

  • El Ayuntamiento cifra en 5.000 las personas que han participado en las actividades

Representación de 'Historias del sabio Maimónides', a cargo de la Compañía Uno Teatro. Representación de 'Historias del sabio Maimónides', a cargo de la Compañía Uno Teatro.

Representación de 'Historias del sabio Maimónides', a cargo de la Compañía Uno Teatro. / reportaje gráfico: Jordi Vidal

La 45 edición de la Feria del Libro finalizó ayer con un aumento de las ventas y de público, por lo que los libreros se muestran "contentos" por el resultado. "El año pasado salimos bastante decepcionados porque las ventas habían sido flojitas y este año estamos más satisfechos", aseguró la presidenta de la Asociación Provincial de Comerciantes de Papelerías y Librerías de Córdoba (Aplico), Hermenegilda Moreno. El sector tiene claro que las instituciones deben "seguir apostando" por esta cita cultural y "no sólo porque sea un evento comercial sino porque pensamos que ésta es una de las fiestas culturales que más años tiene y deberíamos cuidarla".

Lo más vendido, como suele ser habitual, han sido las novedades editoriales y los autores que siempre funcionan, al igual que ocurre en las librerías. También es una apuesta segura la literatura infantil: "ahora mismo funciona bien porque hay una generación nueva de padres y muchos abuelos preocupados por ese tema". Esto hace que este género dé muy buenos resultados; de hecho, cada vez son más las librerías especializadas (como es el caso de Títere, la de Moreno) y otras generalistas que "optan por venir casi con más material de infantil que de adultos".

Aplico señala que hay que mejorar el sistema que se sigue para la firma de libros

En ese sentido, destacó que a los libreros les parece importante "el esfuerzo que se ha hecho desde la Delegación de Educación con el tema de las actividades infantiles, que al final atraen también al público adulto". Por eso, Moreno cree que "hay que apostar más" por ese tipo de actividades" y "por nombres que hagan atractiva la feria". Precisamente ese es uno de los puntos que este año ha flaqueado en esta cita con la lectura ya que la asistencia a las presentaciones, salvando la de algunos autores (por ejemplo la de Juan José Millás o el encuentro con la periodista Rosa María Calaf), ha sido bastante escasa.

También hay que mejorar el tema de la caseta de firmas: "Que un autor venga a la Feria del Libro sólo para firmar no tiene ningún sentido y eso los libreros lo sabemos", aseveró Moreno. Según su experiencia y por las visitas que ha realizado a otras ferias como la de Sevilla o Granada, "el que va sólo a firmar no tiene a nadie esperando". Sin embargo, "diferente es si presentas un libro que es novedad o lleva poco tiempo rodando, vienes a Córdoba y luego firmas; entonces sí hay cola porque primero te han oído y los has enganchado, por lo tanto hay que tender a eso". "A los autores les gusta venir a firmar porque ven colas en Madrid y Barcelona pero esto, lamentablemente, no es como Madrid ni Barcelona", apostilló la presidenta de Aplico.

Otra de las apuestas que los libreros creen que hay que hacer es la programación de mesas redondas o encuentros sobre temas que susciten interés, como ha ocurrido este año con Rosa María Calaf. "Hay que provocar el interés para que la gente venga", puntualizó Moreno, que cree que "hay que buscar nombres y actividades que al público le incite a venir hasta la feria".

Por su parte, el Ayuntamiento de Córdoba aseguró ayer que "más de 5.000 personas han asistido a las actividades programadas en la cita (encuentros con autores, conferencias, debates, presentaciones de libros), de las cuales 2.000 han sido niños y público familiar, atraídos por los encuentros sobre literatura infantil que la Delegación de Educación e Infancia aporta a la feria.

El teniente de alcalde de Cultura y Patrimonio Histórico, David Luque, señaló que "ha sido una fiesta muy concurrida en cuanto a público, ventas y con el papel protagonista de las mujeres". El libro más vendido, según los datos recabados, ha sido Las hijas del capitán de María Dueñas.

Luque ofreció un balance de la feria "altamente positivo", ya que considera que ha respondido "a las expectativas culturales que nos marcábamos para 2018, así como a sus objetivos institucionales de difusión de la lectura y de promoción del libro".

En esta edición, que ha contado con 80 actividades, han pasado por la Feria del Libro nombres como Carlos García Gual (que ofreció el pregón inaugural el pasado día 20), Juan José Millás, Rosa María Calaf, Andrés Neuman, Marta García Aller, Remedios Zafra, Najat El Hachmi, Andrés Suárez, José María Espinar, Juana Castro, Guillermo Carnero, José Calvo Poyato o Pilar Adón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios